AVATAR: James Cameron combina ecología y tecnología.

Por: JOSE FELIPE MESA.
En una superproducción cinematográfica James Cameron mostro con lujo de detalles la voracidad de nuestra especie, cuando de agotar recursos naturales se trata. Avatar combina la tecnología y la ecología para desarrollar una historia en la cual se habla de una conexión inherente entre todo lo que conocemos y nosotros mismos. Solo basta con ver alguno de los documentales sobre minería en el amazonas (Discovery Chanel: En La Amazonia Con Bruce Parry) para pensar lo peor porque duela a quien le duela, nuestra especie tiene una enfermedad que la ha convertido en la más terrible plaga del planeta: la codicia. En Avatar, grandes escenarios concebidos virtualmente evocan nuestras selvas y nuestras riquezas naturales hoy más amenazadas que nunca, y en un momento histórico donde una generación pudo en Copenhague hacer la diferencia sopena de extinguir la vida en todas sus manifestaciones. Esto convierte a Avatar en una herramienta poderosa para crear conciencias y hacernos comprender que está en nuestras manos garantizar la vida a las siguientes generaciones. Mucho se ha dicho pero también hace falta seguirlo diciendo muchas veces mas, las que sean necesarias para que la vida no se extinga sin que hagamos lo sea necesaria para evitarlo. Desde Esfera Azul celebramos que las condiciones se den, para que la mayoría entienda la importancia de las acciones pequeñas, las elementales y que en últimas, son las mas importantes. Que DIOS nos perdone si no entendemos la importancia de su milagrosa y megadiversa creación, poniendo por encima de la vida el sostenimiento de los lujos de unos pocos que nos pueden salir muy caros al resto de la humanidad.