Conflictos por control de Coltán en Colombia temen las autoridades

Más buscado que los diamantes. es usado para la producción de aparatos tecnológicos como celulares, chips de computadores, Ipods y partes de trenes de alta velocidad. "Reciclar tu celular ayuda a salvar a los gorilas. Únete a la red que lucha por el futuro los primates africanos". El anuncio se atraviesa hoy en la mirada de quienes asisten al zoológico de San Diego (Estados Unidos) y no es una falsa alarma, pues en unos años reutilizar un teléfono móvil podría ayudar a conservar, no solo la vida de gorilas, sino de dantas, jaguares e, incluso, de delfines rosados colombianos. Y es que la tecnología y la fauna silvestre no van mucho de la mano si se relacionan a través del coltán, ese mineral usado para fabricar todo tipo de aparatos electrónicos, cuya explotación está arrasando el hogar de decenas de especies en extinción y que ya ha sido ubicado en el subsuelo de la Orinoquia, que controlan Colombia y Venezuela. La búsqueda del mineral trasnocha a exploradores de todo el mundo, que comenzaron a talar los bosques del Congo (África) para extraerlo hace más de una década, país que guarda el 80 por ciento de las reservas y donde el control de las minas ha generado una guerra que ha dejado cerca de 5,5 millones de víctimas. De paso, llevó a ejércitos de Ruanda y Uganda a invadir su territorio para acaparar las reservas del denominado 'oro azul'. A partir de ese momento, han establecido alianzas comerciales estratégicas y militares con las principales economías de occidente para traficarlo y procesarlo. Este es un mineral que mueve mucho dinero. El coltán, de color gris oscuro, es en realidad una palabra que abrevia el nombre de los dos minerales que lo conforman: la columbita y la tantalita, que son vitales en la fabricación de equipos electrónicos. El 'petróleo del barro', como también se le conoce porque se consigue a poca profundidad, se tritura y luego se extrae tantalio y niobio, con los que se hacen condensadores y chips indispensables para computadores y iPods. El tantalio es un superconductor que está capacitado para almacenar carga eléctrica temporal y liberarla cuando se necesita, además de ser resistente a la corrosión. Por el coltán, además, ha sido posible reducir, en forma drástica, el tamaño de los equipos electrónicos. Sus principales mercados son Estados Unidos, China y Japón. África no es el único continente con reservas. También se puede encontrar en Tailandia y Australia. Y ahora representa una nueva oportunidad de negocios en Latinoamérica. De esto se tuvo noticia hace menos de dos meses, cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció la existencia de un yacimiento en la frontera con Colombia. En medio de la euforia, ordenó militarizar el lugar para protegerlo de los traficantes. Bolivia también lo busca como una nueva esperanza para fortalecer su economía. Mientras que en el país, según el mismo Ingeominas, ya se han detectado algunas explotaciones ilegales de este producto, cuyo valor en el mercado internacional puede ascender a 70.000 dólares la tonelada dependiendo de su nivel de pureza. Sin embargo, la entidad no entrega mucha información y se ha limitado, por el momento, a congelar cualquier intento por explotarlo, tal vez por la posibilidad de que su control se convierta en un nueva causa de violencia y contrabando, teniendo en cuenta que ha sido ubicado en una zona donde históricamente han hecho presencia grupos armados ilegales. Y es que la fiebre por el coltan es tan fuerte que hace olvidar las bonanzas que han dejado otros metales preciosos. Un hecho evidente en el 'continente negro', donde un rebelde congolés es capaz de advertir: "Con la venta de diamantes ganamos unos 200.000 dólares por mes, pero con el coltán conseguimos más de un millón de dólares en ese mismo tiempo".
Colombia lo reservará. Colombia no está siendo ajena a la fiebre mundial por la explotación del coltan. Por eso, el Gobierno decidió congelar la aprobación de al menos 300 solicitudes que existen para explotarlo ante el Instituto Colombiano de Geología y Mineria (Ingeominas). El director de la entidad, Mario Ballesteros, confirmó que el Estado va a reservar varias áreas en un intento por mirar la forma más ordenada de explotarlo. "Además hemos conformado un grupo de investigación que se encargará de estudiar las zonas", dijo el funcionario. A pesar de ser un mineral desconocido, el coltan es una rica fuente de ingresos para los países que lo poseen. De acuerdo con Ingeominas, el cálculo que se tiene es que Colombia sería el poseedor del 5 por ciento de las reservas del mundo. Se puede encontrar en Guanía, Vaupés y Vichada. Ingeominas y el DAS han participado en operativos en Puerto Inírida (Guanía) donde se comercializa el mineral ilegalmente. Sin embargo, para algunos analistas reservarse áreas no será una tarea fácil hasta tanto no quede en firme la aprobación del Código Minero, que le permite al Estado este tipo de procedimientos.Fuente: eltiempo.com.