Los líderes mundiales buscan evitar el fracaso de la cumbre climática

La negociación registra escasos avances tanto en materia de reducción de emisiones de gases contaminantes como de financiación, que enfrenta principalmente a EEUU y China. Expectativa por la llegada de Barack Obama.Unos 25 jefes de Estado y de Gobierno reanudaron hoy sus trabajos en busca de un acuerdo sobre cambio climático, en el último día de la cumbre que acoge en Copenhague a 192 países. Los líderes, que ya celebraron anoche una reunión de urgencia a instancias de la presidencia sueca de la Unión Europea (UE), repasarán el estado de las conversaciones después de que sus equipos trabajaran durante toda la noche, señaló una fuente comunitaria.Entre ellos figuran el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, su colega sueco, Fredrik Reinfeldt, los líderes de Francia, Alemania, China, Reino Unido, India, Rusia, varios países isleños y africanos, entre otros actores clave para un acuerdo.El objetivo es redactar una declaración política final que ponga bajo un mismo paraguas los dos textos que se han negociado durante los últimos 11 días. Los principales problemas giran en torno a las cifras de reducción de gases de efecto invernadero, la financiación necesaria para mitigar el cambio climático y adaptarse a sus efectos, y la transparencia del proceso.Fuentes próximas a la conferencia señalaron que cabe la posibilidad de prolongar la cumbre a nivel ministerial, incluso hasta mañana, si los jefes de Estado y de Gobierno no logran un acuerdo de mínimos, que consistiría en una declaración política.Agregaron que el anuncio hecho ayer por EEUU de contribuir a un fondo global de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para combatir el cambio climático había abierto un resquicio de esperanza, aunque queda mucho por aclarar sobre el mecanismo de gestión de este dinero.Mientras, la sesión plenaria de la cumbre tiene previsto reanudarse a las 09.00 horas GMT con intervenciones de Rasmussen, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de EEUU, Barack Obama.
Fuente: adnmundo.