Los perros y gatos podrían contaminar dos veces más que un carro, revela estudio.

Científicos neocelandeses así lo afirmaron luego de que calcularon la superficie necesaria para producir la carne y los cereales que consumen estos animales. El estudio de Robert y Brenda Vale, publicado en en la revista New Scientist, provocó las reacciones de los defensores de los animales, que lo consideraron "poco serio". En su trabajo, los expertos señalan que para alimentar a un perro de tamaño medio que come 164 kilos de carne y 95 kilos de cereales anuales, el impacto en el medio ambiente corresponde a una superficie de 0,84 hectáreas. En cambio, un vehículo de tipo 4x4 que recorre unos 10.000 kilómetros anuales, teniendo en cuenta la energía necesaria para su fabricación y la utilizada para sus desplazamientos, tiene una huella ecológica de 0,41 hectáreas, dos veces menos fuerte que la del canino. La huella ecológica es un indicador que calcula la cantidad de superficie productiva que usa al año cada ser vivo para mantener su estilo de vida. Se ha estimado en aproximadamente dos hectáreas lo que cada ser humano tendría a su disposición para satisfacer todas sus necesidades anuales. Francia es el líder europeo en posesión de animales, con 7,8 millones de perros y 10,7 millones de gatos. Fuente: eltiempo.com