Nacen las primeras ranas de Darwin en cautiverio en un laboratorio de Chile

La rana de Darwin, que debe su nombre a su descubridor, Charles Darwin, es una especie protegida y catalogada como "vulnerable" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que ha desaparecido de su hábitat natural por la acción del hombre, los depredadores y por la llegada del hongo Batrachochytrium dendrobatidis, que ataca a estos anfibios. El director del proyecto, Juan Ortiz Zapata, explicó que ante la "supervivencia cada vez más agravada de la especie", el departamento de Zoología de la Universidad de Concepción, con la colaboración del zoológico alemán de Leipzig, optó por criarlas en un laboratorio con el objetivo de favorecer su reproducción. Según relató Ortiz, los trabajos empezaron el pasado abril, cuando se trajeron once ejemplares desde la sureña localidad chilena de Coñaripe, siete machos y cuatro hembras, que tras pasar un cuatrimestre en cuarentena "por si venían infectadas", fueron trasladadas en diciembre a un terrario. En ese momento los machos empezaron a cantar, forma en la que dan a conocer a la hembra que están listos para el proceso de reproducción. "Estamos muy contentos y satisfechos porque había serias dudas de la viabilidad del experimento", señaló el director, que explicó que esta especie presenta grandes complicaciones biológicas para la reproducción, ya que es necesario que el macho "se eche los huevos a la boca", donde los incuba y termina el desarrollo de la larva. Tras el nacimiento de dieciséis ranas, Ortiz calificó de "éxito total" la primera fase del proyecto, que espera sirva de precedente para salvar a otras especies en peligro de extinción. Ahora, explicó, hay que esperar a fin de año para ver si las primeras ranas de Darwin en nacer en cautiverio llegan a un estado adulto y son capaces de reproducirse naturalmente, tras lo que se intentaría reintroducirlas en el hábitat natural en el que vivieron en el pasado. Fuente: eltiempo.com.