Valledupar y Chiquinquirá, las ciudades más derrochadoras de agua en el país

Unos 2,7 millones de colombianos desperdician el Ellos son los que superan los límites de los consumos fijados recientemente por la Comisión Reguladora de Agua (CRA) y el Ministerio de Ambiente. Esos derrochadores gastan el 20 por ciento del total del líquido potable que se produce en el territorio, según un estudio de la CRA efectuado en 21 ciudades. Según ese estudio, el consumo promedio nacional por hogar es de 19,5 metros cúbicos (19.500 litros) al mes. Pero hay usuarios que gastan mucho más y no son los de estratos bajos, sino los usuarios de estratos altos (5 y 6), a pesar de que son apenas el 7,2 por ciento de los colombianos. La directora de la CRA, Érika Ortiz, asegura que un usuario del estrato 1 consume al mes un promedio de 18,3 metros cúbicos; uno del 2, 17,9; uno del 3, 20,1 y uno del 4, 22, 5 metros cúbicos; mientras que los habitantes del estrato 5 gastan en promedio 25,5 metros cúbicos y los del 6, 27,8, prácticamente 1,5 veces más que los del estrato 1. Los sitios donde más se desperdicia agua son el baño (57 por ciento) y la cocina (23 por ciento). En el primer caso, por las duchas que tardan más de 15 minutos y los inodoros que se usan mal o son viejos. En el segundo, porque durante el lavado de los platos se deja el grifo abierto y la lavadora se emplea con poca ropa. Esto que sucede en Bogotá -según un estudio de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB)- ocurre también en el resto del país. Llama la atención, por ejemplo, que en la costa colombiana el mayor derroche de agua se da en el riego de los jardines, según el ministro de Medio Ambiente, Carlos Costa.líquido, lo que equivale al 6,2% de la población. Ciudades derrochadoras. La CRA identificó que donde más se despilfarra el recurso es en Valledupar: el gasto mensual por habitante es de 24,6 metros cúbicos (24.600 litros), cuando el promedio en clima cálido es de 17,5 metros cúbicos (17.500 litros); le sigue Chiquinquirá, donde el registro promedio por suscriptor llega a 22,9 metros cúbicos (22.900 litros), cuando esta ciudad, por ser de clima frío, debería consumir 14 metros cúbicos (14 mil litros). También se exceden en los consumos ciudades como Neiva (19,7 metros cúbicos promedio) y Cali (19, 2 metros cúbicos). Estos habitantes empezarán a sentir las consecuencias del derroche en sus bolsillos. Por el contrario, Bogotá que hace 16 años consumía 24,5 metros cúbicos mensuales (24.500 litros) por habitante, hoy registra 11,2 (11.200 litros), en buena medida gracias al efecto de las campañas de ahorro que adelantó el entonces alcalde Antanas Mockus. Se exceptúan los 70 mil bogotanos derrochadores de agua que exceden los 56 metros cúbicos de consumo bimensuales -28 metros cúbicos al mes, por cuanto la EAAB factura consumos bimestrales y no por mes, como ocurre en el resto del país-. El Ministro de Ambiente dijo que la tarifa-sanción, que empieza a regir este mes, no debe mirarse como un "castigo" o una alza tarifaria. "El impacto de la medida recaerá únicamente en ese 6,2 por ciento de usuarios que despilfarran el agua en el país. Sólo queremos que reaccionen y que si ahorran más agua, la factura en lugar de subirles, por el contrario, les bajará", dijo. No deja de ser una paradoja que mientras el Gobierno hace esfuerzos para evitar el despilfarro y sancionar a quienes malgastan el líquido, la Procuraduría haya cuestionado la medida y esté abogando por salidas más laxas. fuente: eltiempo.com.