Greenpeace lleva a Industria 10 "bidones de residuos radiactivos"

Veinticinco activistas de Greenpeace se concentraron a las puertas del Ministerio de Industria con diez bidones simbólicos de residuos radiactivos de alta actividadp ara pedir que anule su "antidemocrático" proceso de búsqueda de un emplazamiento para construir un cementerio nuclear centralizado (ATC) y su centro de experimentación nuclear. La responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Sara Pizzinato, explicó que habían venido a entregar al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, "unos bidones de residuos radioactivos de forma simbólica", para recordarle que "no quieren cementerios nucleares". Los ATC no son solución. En este sentido, la responsable aseguró que los ATC "no son una solución para los residuos radiactivos", antes hay que poner en marcha un plan de cierre de todas las centrales nucleares que son "la causa de estos residuos" y luego encontrar "una solución de forma concertada". Por ello, desde Greenpeace se han preparado acciones con el objetivo de obtener unos resultados y, según destacó Pizzinato, en este caso, "se está trabajando para que no se llegue a poner en marcha este cementerio porque esto podría ser una excusa para mantener las centrales nucleares peligrosas en España". Finalmente, la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace apuntó que van a seguir luchando hasta que, "por fin", puedan "acabar con la energía nuclear en España". Fuente: ecodiario.com