La alerta de tsunami se amplía a más países

Ecuador, Perú y Chile se encuentran bajo alerta mientras que a la vigilancia inicial establecida para Colombia, El Salvador, Guatemala y México, se sumaron Japón, Rusia, Autralia y Taiwán, entre otros. Tras la devastadora experiencia vivida en Haití, toda la atención está puesta en el sismo de 8.8 de magnitud en la escala de Richter registrado esta madrugada en Chile y en sus repercusiones. Ya fue declarada la alerta de tsunami "en grado de vigilancia" para Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, las islas Pitcairn y la Polinesia a la que luego se sumaron México, Rusia, Japón, Filipinas, parte de Centroamérica y gran parte del Pacífico Sur, incluyendo a Australia. Ecuador. Chile y Perú se encuentran directamente bajo alerta.El Centro de Avisos del Pacífico de EEUU declaró en alerta de tsunami en "grado de vigilancia" para diversos países: Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, las islas Pitcairn y la Polinesia francesa y a éstos se agregaron también México, Rusia, Japón, Filipinas, parte de Centroamérica y gran parte del Pacífico Sur, incluyendo a Australia, tras el seísmo registrado esta mañana en Chile. Colombia, Panamá, Costa Rica y la Antártida también serán países bajo observación, mientras que Ecuador pasó directamente a formar parte de los países sobre los que pesa ya no una vigilancia sino una "alerta de tsunami", junto a Chile y Perú, según el último boletín del Centro de Advertencia de Tsunami para el Pacífico, de la Administración Nacional de Atmósfera y Océanos (NOAA, por su sigla en inglés). "La observación del nivel del mar indica que el tsunami se ha generado. Puede ser destructivo en las costas cercanas al epicentro del terremoto y podría ser también una amenaza para costas más distantes", se explica en la página web del NOAA. El Centro añade que "las autoridades deben tomar las medidas adecuadas para responder a esa posibilidad". Según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS), el epicentro del seísmo registrado en Chile se localizó en el mar, a 59,4 kilómetros de profundidad y frente a las costas de la región del Maule, en el centro del país. El temblor, de casi dos minutos de duración, pudo sentirse en Santiago, a 317 kilómetros del epicentro. La capital chilena se quedó a oscuras y la gente se echó a la calle, según pudo constatar Efe. "Las lecturas a nivel del mar confirman que se ha generado un tsunami que podría causar daño en masa. Las autoridades deberían emprender las medidas apropiadas para responder a esta amenaza", recomendó el comunicado de la organización. Fuente: adnmundo