La nieve viste de blanco a Roma después de 24 años

En pocas horas, un manto de nieve de algunos centímetros cubrió los principales monumentos de la capital italiana, como el Coliseo, la Fontana de Trevi y la Plaza Navona, e incluso la Plaza de San Pedro en el Vaticano.La última nevada romana se registró en la madrugada del 27 de enero de 2005, cuando cayeron algunos copos, pero hay que remontarse al 11 de febrero de 1986 para recordar cuando Roma se despertó con una decena de centímetros de nieve en sus calles del centro. Los ciudadanos viven una jornada difícil debido al tráfico, ya que muchas líneas de autobús han tenido que ser suspendidas ante la imposibilidad de circular, mientras que los turistas disfrutan del sugestivo panorama de una Roma completamente nevada.Hasta ahora, no se han registrado problemas en los aeropuertos romanos de Ciampino y de Fiumicino, pero el ayuntamiento de la ciudad ha activado ya un plan por si el fenómeno continúa durante toda la jornada.El mal tiempo afecta a todo Italia y también al interior de la isla de Cerdeña, donde nieva desde hace 16 horas, lo que ha causado importantes problemas en la circulación con tramos de carreteras que han tenido que ser cortados, informó la agencia Efe.