Los diplomáticos británicos reducen privilegios por el bien del medioambiente

Según el rotativo, este cambio, que supone abandonar la comodidad que ofrecen las clases "primera" y "business", forma parte de un plan del Foreign Office de apoyar una campaña de lucha contra el cambio climático. Otros departamentos del Gobierno también han tomado medidas para reducir las emisiones de carbono, como desconectar la calefacción, utilizar automóviles que contaminen menos y optar por el uso de videoconferencias para evitar viajar en avión, agrega el matutino. "Las emisiones de la aviación están calculadas por la cantidad de espacio que ocupa una persona en el avión. Por lo tanto, las clases business y primera producen más emisiones", según dijo al diario un portavoz gubernamental. Sin embargo, representantes sindicales del personal del Foreign Office consideran que la única intención de este plan es recortar costes. Fuente: eltiempoverde.com