Editorial El Heraldo Barranquilla Colombia: FRENTE A UN TRIUNFO JURIDICO

¿Por qué un ex alcalde suscribió, sin autorización del Concejo, un otrosí que lo obligaba a desembolsar... ¿Por qué un ex alcalde suscribió, sin autorización del Concejo, un otrosí que lo obligaba a desembolsar $22.993 millones del dinero de los barranquilleros más pobres?La respuesta, sepultada en los recovecos de las complejas fórmulas matemáticas que rigen en el Sistema General de Participaciones, tendrá que ser suministrada en algún momento por Guillermo Hoenigsberg, pero por ahora la ciudad recibe con beneplácito la noticia de que ese dinero se ha recuperado.Al evaluar la exitosa gestión, que ayer desembocó en el fallo favorable del Tribunal de Arbitramento, es preciso destacar la actuación de la Fundación “Prosperar”, a la cual apeló el Distrito para solucionar las diferencias de los contratos con Triple A. Es posible que, de no haber sido por esta fundación, jamás hubiera prosperado la acción que culmina en el salvamento de estos cuantiosos recursos y no estuviéramos en este escenario ideal, tras el cual la ciudad se economiza más de 180 mil millones en ocho años. A su vez, el Alcalde Alejandro Char ha dicho que el fallo “no es más que la ratificación de la lucha que ha venido librando su administración para acabar con las concesiones que lesionan el bolsillo de los barranquilleros o mejorar las condiciones contractuales en beneficio del distrito”.Nada más válido que lo anterior. Al asumir su Alcaldía, Char se comprometió precisamente a eso y sus acciones frente a onerosas concesiones como “Métodos y Sistemas” y “Alumbrado Público” han derivado en un claro beneficio contable y moral para la ciudad.Más allá de la noticia que ahora nos ocupa y de la coyuntura bullente que se genera a partir de los hechos, Char le ha hecho entender a la ciudad que ésta posee los instrumentos y herramientas eficaces para administrarse y que no necesita estar apelando a subcontrataciones y actores ajenos que coadministren.En el caso de la Triple A, es preciso no obstante hacer algunas salvedades. Ya sabemos que el antecedente más reciente de la prestación de este servicio son las tristemente célebres Empresas Públicas Municipales, que dejaron a Barranquilla sumida en el atraso y la postración.Triple A llegó como una solución y a fe que lo ha sido. Parte de la razón por la cual Barranquilla es una ciudad competitiva hoy en día, está relacionada precisamente por el excelente desempeño de la empresa en acueducto, alcantarillado y aseo, especialmente en los dos primeros.Eso no quiere decir que el Alcalde y sus funcionarios deban abstenerse de librar batallas jurídicas como la que ahora acaban de ganar o de exigirle a la empresa en temas esencialmente neurálgicos como el aseo, en la cual quisiéramos ver a un subcontratista mucho más dinámico. Si bien Triple A ha evidenciado esmero durante los últimos meses en desarrollar campañas como “Barranquilla limpia”, es preciso esforzarse mucho más en cultura ciudadana y en inversión, a fin de contar con una ciudad mucho más presentable y agradable para sus habitantes y visitantes.En eso ha acertado el Alcalde: más que tumbar por tumbar, ha logrado persuadir. La coyuntura no puede se más adecuada para solucionar uno de los problemas verdaderamente graves de la ciudad.
Escuche las declaraciones del Doctor Jaime Mesa, Director Jurídico de la Fundación Prosperar, Organización que asesoró al Distrito de Barranquilla en la consecución de esta importante victoria para Barranquilla y su gente, haciendo click aquí: Declaraciones Jaime Mesa Caracol Radio.