Cuba vigila costas y prepara habitantes ante amenaza del vertido

La isla no tiene experiencia para afrontar un desastre de la magnitud del acontecido en el golfo de México. El Gobierno de Cuba ha adoptado medidas para afrontar las consecuencias del vertido de petróleo en el golfo de México en el caso de que llegue a sus costas, entre ellas la vigilancia del litoral y la preparación de los habitantes de esas zonas, informaron fuentes oficiales.El jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil de Cuba, general Ramón Pardo Guerra, dijo a periodistas que el Gobierno mantiene "mucha vigilancia" y "mucha observación", al tiempo que está "tomando todas las medidas".Pardo Guerra, quien inauguró el VIII Congreso Internacional sobre Desastres, afirmó que la isla está "creando todas las condiciones" y preparando a la población que vive en las áreas costeras que pueden ser afectadas."Las corrientes están circulando, todos lo sabemos, si se desvían pueden afectarnos", dijo el general, que confirmó la presencia en Cuba de una comisión de expertos venezolanos enviada por el presidente Hugo Chávez para cooperar ante la amenaza del derrame.La comisión "está colaborando con nosotros. Ellos son especialistas, llevan más de 100 años explotando petróleo, nosotros no llevamos tanto y por supuesto tenemos que aprovechar esa experiencia", resaltó.Por su parte, el viceministro de las Fuerzas Armadas, general Ramón Espinosa, afirmó que Cuba está "solicitando informaciones" para prepararse mejor."Nos estamos preparando para hacer todo lo que esté a nuestro alcance y, por supuesto, recibir el apoyo de aquellos que tienen más experiencia en esto y enfrentarlo, no queda otro remedio", declaró Espinosa a periodistas.Recordó que en la isla han habido "pequeños derrames" relacionados con buques y tanques, pero destacó que el país no tiene experiencia para afrontar un desastre de la magnitud del acontecido en el golfo de México."Sería una desgracia, como es natural, para Cuba, pero nos preparamos para ello como siempre nos hemos preparado para todas las cosas", agregó.Preguntados sobre si el Gobierno cubano ha establecido contactos con Washington o con British Petroleum (BP), encargada del pozo que explotó el 20 de abril y causó el vertido, tanto Pardo Guerra como Espinosa dijeron no tener información al respecto."Que yo conozca no, pienso que se pueda haber pedido alguna información por algunos organismos nuestros para conocer sobre ello", manifestó el viceministro de las Fuerzas Armadas.En mayo pasado la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana entregó al ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, una "nota diplomática" informando sobre la situación del vertido de crudo en el golfo de México y los pronósticos relativos al avance de lamarea negra, que ya ha tocado algunas costas estadounidenses. Fuente: elespectador.com