El crudo amenaza las playas de Panama City

Mientras voceros del gigante petrolero BP aseguraron llevar gastados más de 2.000 millones de dólares en acciones para frenar la fuga, los residentes del norte de La Florida, temen por su economía que se alimenta del turismo. Mientras los residentes de la costa de Panama City, un centro turístico pupular en el norte de La Florida, comenzaron este fin de semana los preparativos para recibir petróleo proveniente del derrame causado por la explosión de una plataforma de la compañia petrolera BP a fines de abril, el gigante británico sigue dando cuentas de las sumas que lleva gastadas hasta el momento. Un vocero de la petrolífera BP PLC afirmó hoy que la empresa lleva gastados más de 2.000 millones de dólares en diversas acciones emprendidas para frenar la fuga de petróleo.Mientras la gente de Panama City, donde la industria del turismo genera 60.000 millones de dólares al año, se preocupaba por retirar las bolas de alquitrán de sus playas, BP detallaba que gastó esos 2.000 millones de dólares en trabajos de recuperación del petróleo, a donaciones a los Estados norteamericanos ribereños del Golfo, a los pagos de daños y perjuicios, y a los costes pagados a las autoridades federales. Además, y tras una reunión con la Casa Blanca y el propio presidente Barack Obama, el gigante energético anunció la semana pasada la creación de un fondo de 20.000 millones de dólares para garantizar el pago de indemnizaciones.Por otra parte, varias compañías de la industria petrolera pedirán hoy a un juez federal que impida que el Departamento del Interior las obligue a cumplir una suspensión de seis meses de cualquier proyecto de prospección submarina en el Golfo de México. El juez federal de Nueva Orleáns Martin Feldman escuchará los argumentos de la compañía Hornbeck Offshore Services en favor de levantar la moratoria del Gobierno. Una demanda de la compañía asegura que se les impuso la suspensión de forma arbitraria y frenó las perforaciones en 33 pozos de prospección sin pruebas de que estas operaciones fueran una amenaza. Fuente: adnmundo.