Alex: destrucción y caos

El huracán obliga a las autoridades a duplicar esfuerzos para hacer frente a la contingencia. En menos de 24 horas “Alex” obligó a las autoridades locales a duplicar los esfuerzos que se tenían estimados para hacer frente a la contingencia. Para atender el caos que desató la lluvia fueron necesarios 350 personas de diferentes corporaciones. El Servicio Meteorológico Nacional reclasificó el grado de peligrosidad de “Alex”, ya en categoría de tormenta tropical, y pasó de fuerte a moderado. En Saltillo, el alcalde Jericó Abramo Masso giró instrucciones para que se intensifiquen los llamados a la población, así como a los automovilistas, por la presencia de agua sobre todo, en la parte norte de la ciudad. La municipalidad de Monterrey lleva una coordinación permanente con el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Gobierno para monitorear la actividad del fenómeno. La estrategia municipal incluye un patrullaje en los puntos y arterias de mayor circulación. Fuente: adnmundo.