Detectan filtración en la nueva estructura instalada por BP

La campana de contención del crudo colocada el pasado jueves y que según se dijo, había controlado la fuga, registró anoche una nueva pérdida. El pedido de cautela tenía sus razones de ser. Fue detectada en la jornada de hoy una filtración en la estructura de control del derrame de crudo recientemente instalada por la compañía británica BP Plc en el Golfo de México, según aseguró anoche un alto funcionario norteamericano.Ingenieros que vigilan el pozo averiado detectaron una pérdida en el fondo marino que podría significar problemas para la tapa que había detenido la fuga.Este episodio sucede el mismo día en que horas previas se había adelantado que se continuaría otras 24 horas con la prueba de la nueva campana en la búsqueda de un sellado permanente que se pretende alcanzar el mes próximo.El petróleo escapó sin control del pozo submarino durante casi tres meses hasta que la tapa de contención fue colocada la semana pasada, frenando la fuga. Pero ayer por la noche, el Gobierno estadounidense dio a conocer una carta del almirante retirado de la Guardia Costera Thad Allen al jefe de la unidad de restauración de BP en la costa del Golfo de México, Bob Dudley, en referencia a la fuga cerca del pozo y a "anomalías indeterminadas en la boca del pozo" ubicado a 1.600 metros de profundidad. "Ordeno que me suministren un procedimiento escrito para abrir la válvula de contención lo más rápido posible (...) en caso de que se confirme la filtración de hidrocarburos cerca de la boca del pozo", escribió Allen. El peor derrame de crudo en la historia estadounidense ha ocasionado un desastre económico y ambiental en cinco estados del Golfo de México, golpeó las cifras de aprobación del presidente Barack Obama, y complicó los lazos tradicionalmente estrechos con Gran Bretaña. Esas preocupaciones serán discutidas con certeza cuando el primer ministro británico, David Cameron, se reúna el martes con Obama en Washington. Fuente: adnmundo.