Residuos electrónicos: un nuevo problema para el Medio Ambiente

¿Qué se hace con los desechos de la tecnología? Un celular, una PC, una play station, quizás una notebook y un I-pod. ¿Quién no tiene alguno o varios de estos artefactos electrónicos? La realidad es que estos dispositivos están entre nosotros, y tanto, que cuando caen en desuso constituyen un nuevo problema para el medio ambiente: la basura electrónica. Según se estima, en Argentina cada habitante produce un promedio de entre dos y dos kilos y medio de basura electrónica por año, y desde las organizaciones ambientalistas advierten que el problema más grave es “no tener una infrestructura adecuada para tratar este tipo de residuos”. En este marco, los municipios de la región no son ajenos a esta problemática y por eso, algunos ya lanzaron programas y charlas que apuntan a encontrar una solución. Desde la Agencia de Política Ambiental de Almirante Brown aseguraron que desde 2008 se trabaja en la recolección de residuos electrónicos. “La iniciativa de este proyecto se fue dando cuando hicimos pruebas piloto en puntos móviles del distrito. Vimos la buena respuesta de los vecinos, entonces comenzamos a diagramar algo más amplio. Llevamos pequeños contenedores con gráfica y folletería a algunas escuelas y de esa forma se comenzó a difundir la información”, explicó a Info Región Ricardo Raffetti, encargado del programa “EcoPuntos RAEE”. Según informaron desde la Municipalidad, en el marco del plan se estableció un convenio con Silkers S.A, una planta recicladora ubicada en el Parque Industrial de Quilmes, donde se separan, valoran y recicla la basura electrónica. “Es importante concientizar a los vecinos porque se calcula que cada habitante argentino produce de 2 a 2,5 kilogramos de basura electrónica por año. Acá (por Brown), hay aproximadamente 600 mil habitantes, eso quiere decir que se genera 1.200.000 kilogramos de basura electrónica anual”, especificó Raffetti. Desde Lomas de Zamora, el director ambiental, Héctor Corrado, aseguró que se está estudiando un proyecto, y aclaró que aún no se comenzó con la recolección porque no había destino seguro para los elementos. “Vimos que en otros distritos, como La Matanza, terminaron la recolección y después no pudieron depositarlos en un lugar de reciclado seguro”, indico el funcionario. “Queremos poner en pie este proyecto, pero no depender del Ceamse. Aspiramos a recuperar lo que se tiene y darle una reutilización de los materiales”, explicó Corrado. Por su parte, la Secretaría de Medio Ambiente de Esteban Echeverría afirmó que se “está evaluando el tema para poder implementar una campaña a futuro”. “Ya está establecido el contacto con la empresa Escrap, pero todavía todo está en estudio”, aseguraron. Fuente: adnmundo.