'El mar es como una cuenta bancaria': Enric Sala, el nuevo Jacques Cousteau

Famoso explorador y científico alerta sobre el estado del Caribe. Siendo muy joven, en Girona, en plena Costa Brava catalana, Enric Sala se metió al Mediterráneo a bucear con esnorquel, pero no encontró lo que buscaba. Supuso que estaría más abajo. A los 18 años ya manejaba los tanques de aire comprimido con destreza, pero aunque podía ir más profundo, seguía sin encontrar lo que buscaba. Lo que Enric quería ver eran las cientos de especies, la variedad de formas y colores que había visto cuando era apenas un niño en los documentales del más famoso de los exploradores del mar, el francés Jacques Cousteau, quien grabó decenas de impresionantes películas en ese mismo mar, en el Mediterráneo. Luego entendió. No era cuestión de profundidades o distancias, sino de tiempos. Las filmaciones de Cousteau mostraban una fauna que, años de explotación, habían hecho prácticamente desaparecer. Enric Sala -que tiene 41 años- es lo más parecido que pueda encontrarse hoy en día al mítico explorador francés. Con un punto a su favor: además de divulgador, de comunicador y documentalista, Enric es científico (biólogo marino), y de los buenos. No en vano ya recibió por su labor en defensa del mar el Premio Príncipe de Asturias, fue designado como 'joven líder global' por el Foro Económico Mundial y es uno de los exploradores estrella de la National Geographic Society. Enric es jovial, relajado y pedagógico, pero eso no le impide hablar claro: "si no hacemos algo, el Meditarráneo, al ritmo que va, se podría convertir en una sopa de medusas y microbios". El Mercurio conversó telefónicamente con él sobre su fórmula para rescatar nuestros océanos: manejarlos como si fueran una cuenta bancaria: 'sacar poco a poco, y solo lo necesario; porque si sacas más de la cuenta, un día te quedaras sin nada'. Y remata: "hay que ahorrar". Fuente: el tiempo.com