Extraño objeto causó sorpresa en Santander

Los primeros reportes de los ciudadanos hablaban de una “especie de bola de fuego de colores que estuvo acompañada de un zumbido”, que fue seguida, minutos después, de una fuerte explosión. Habitantes de Bucaramanga y su área metropolitana, junto con residentes de municipios del centro y sur de Santander aseguraron escuchar “el estruendo”. Laura Herrera, quien reside en Lebrija, contó a Vanguardia Liberal que su casa vibró por cerca de 20 segundos y que sus padres vieron un reflejo de luz. “Inclusive se veían señales de humo como cuando pasa un avión”, aseguró. Por su parte, Orlando Argüello, personero del municipio Guaca, en la provincia de García Rovira, narró que “como a las 4:00 de la tarde muchas de las personas que estaban en el parque vieron una bola de colores que dejó rastros de humo”. Se desconoce la naturaleza. El secretario del Interior de Santander, Luis Fernando Cote Peña, descartó que un sismo, un siniestro aéreo, un atentado o un entrenamiento militar sean los responsables del fenómeno registrado ayer en el departamento. Cote Peña agregó, al cierre de esta edición, que ninguna autoridad ni política, ni militar, ni científica, puede decir con certeza cuál fue la naturaleza del fenómeno. En igual sentido se pronunció el Ministerio del Interior y de Justicia a través del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres. La entidad informó que aunque versiones preliminares señalaron que se trataría de un meteorito, tras observar una bola de fuego que caía del cielo, una patrulla aérea de la Policía Nacional que sobrevoló los municipios de Capitanejo, Málaga y San Joaquín, donde se cree pudo haber caído el artefacto, no pudo confirmar tal versión. El Secretario del Interior de Santander agregó que las labores de búsqueda con helicóptero fueron suspendidas ayer, a las 6:00 p.m., debido a las difíciles condiciones de luz, pero que hoy a primera hora se reanudarán. Por su parte, un funcionario de la Torre de Control del aeropuerto internacional Palonegro, reportó a Vanguardia Liberal que los radares no detectaron ningún elemento extraño. La fuente añadió que en el Aeropuerto se sintió el impacto de una explosión, pero desde la torre no se alcanzó a ver ningún fenómeno en el cielo. Reinó la especulación. Minutos después de que se dieran los primeros reportes del avistamiento del fenómeno, la Policía Nacional registró varias llamadas de pobladores que aseguraban conocer el sitio donde habría impactado el presunto objeto. No obstante, según el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general Yesid Vásquez Prada, se visitaron por lo menos seis veredas de municipios del sur de Santander sin que se pudiera encontrar algún cráter o residuo del fenómeno reportado. “Por ejemplo, un campesino llamó a reportar que en su finca cayó un meteorito. Cuando la Policía llegó al lugar se encontró con la sorpresa que el agricultor estaba bajo los efectos del alcohol y que su versión era una mentira...” Fuente: vanguardia.com.