INCREIBLE: Japoneses inician una nueva temporada de caza de delfines

Pese a las protestas mundiales, los japoneses comenzaron una nueva temporada de captura de delfines en el pueblo de Taiji, tal como lo hacen todos los años. Primeron son elegidos los mejores ejemplares para venderlos a acuarios en Japón y el extranjero, mientras que los restantes son matados con lanzas, ganchos y cuchillos. En el documental "The Cove", ganador de un Oscar, el buzo y fotógrafo submarino estadounidense Louie Psihoyos mostró la matanza de delfines, que fue grabada con ayuda de cámaras ocultas. Seis botes pesqueros abandonaron en la madrugada de hoy el puerto de Taiji y localizaron a un grupo de unos 20 delfines, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo. Los pescadores anulan el sentido de orientación de los delfines golpeando barras de metal en el mar y conducen a los animales a una laguna, que es cerrada con redes. Ante los ojos de transeúntes, los entrenadores de animales eligen a los mejores ejemplares para los acuarios. Sin embargo, lo que los visitantes no pueden ver, es la matanza de los restantes delfines, que se realiza en una laguna vecina, que está oculta detrás de unas rocas. Miles de delfines mueren de esta manera en Taiji, a unos 700 kilómetros al sur de Tokio, así como en otras pocas localidades japonesas. La matanza de estos cetáceos está aprobada por el gobierno, que fija cuotas de captura. Para la actual temporada está autorizada la caza de 2.000 delfines. La captura a lo largo de la costa no está bajo el control de la Comisión Ballenera Internacional (CBI). Una parte de la carne de delfines, que según ambientalistas contiene altos niveles de mercurio, es comercializada. En tanto, el ambientalista estadounidense Richard O'Barry entregó a la embajada de Estados Unidos en Tokio una lista con 1,7 millones de firmas de personas de 151 países de todo el mundo que piden poner fin a la matanza de delfines en Japón. El estadounidense, que fue en la década de 1960 el entrenador de los delfines de la serie de televisión "Flipper", lucha activamente desde 1970 por la protección de los mamíferos marinos. La captura de los delfines es cruel y no puede ser justificada como parte de la cultura japonesa, dijo O'Barry a los periodistas. O'Barry, quien en internet lleva adelante la campaña "Save Japan Dolphins", se encuentra en Japón junto con unos 60 ambientalistas con el fin de protestar nuevamente por la caza de delfines en Taiji. Fuente: latercera.com