Oceana denuncia la falta de voluntad de los países para proteger el Atlántico

La ONG Oceana ha denunciado hoy la "falta de voluntad" de los Estados europeos para proteger el Atlántico Norte en la Cumbre de la Convención para la Protección del Medio Ambiente Marino en el Atlántico Nordeste (OSPAR), que acaba de concluir en la ciudad noruega de Bergen. Esta ONG dedicada a la protección de los océanos ha señalado que los gobiernos europeos (Unión Europea, Noruega e Islandia) no han conseguido avanzar en los objetivos de incrementar la creación de áreas marinas protegidas y de frenar el deterioro de esta zona del océano Atlántico. Desde Oceana recuerdan que el acuerdo adoptado en Bergen ha sido el de retrasar hasta 2012 la creación de una red de espacios protegidos marinos, "pese a los compromisos de tenerla terminada en 2010". El Convenio OSPAR ha aprobado la creación de seis nuevas áreas marinas en aguas internacionales, que protegerán los ecosistemas de Milne, Altair, Antialtair y Josephine, y aunque ya son 165 las zonas protegidas, éstas sólo suponen el 3% de la superficie marina en el Atlántico Noreste, muy lejos del 10% como mínimo que exige el Convenio de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, advierten desde Oceana. Las zonas menos protegidas corresponden a las aguas de Bélgica, alta mar y el área que va desde el golfo de Vizcaya hasta el estrecho de Gibraltar, donde menos del 1 por ciento está protegido. Incapacidad. "Los países europeos del Atlántico nordeste han reconocido su incapacidad para cumplir las leyes y compromisos internacionales. Si esto lo hiciera un ciudadano sería sancionado o, incluso, se enfrentaría a penas superiores. Sin embargo, los gobiernos actúan con una total impunidad", explica Ricardo Aguilar, director de Investigación de Oceana Europa. Aguilar recuerda que Bélgica aún no ha declarado ninguna zona protegida; España tan sólo tiene dos, El Cachucho frente a las costas asturianas y el Parque Nacional de las Illas Atlánticas, en Galicia; Francia ha protegido 9 áreas pero de muy pequeño tamaño; y en Portugal, las zonas protegidas se concentran sólo en Azores, sin ninguna representación continental. Por el contrario, Reino Unido, Dinamarca e Irlanda son los países que concentran mayor número de AMP declaradas, representado un 67% del total en número, aunque apenas llegan al 20% en cuanto a superficie. Noruega, con sólo 8 áreas protegidas, concentra casi el 55% de la superficie protegida, aunque el 97% de esta superficie se concentra en los alrededores del archipiélago de Svalbard. En 2003 las partes contratantes se comprometieron a crear una red de áreas marinas ecológicamente coherente para el año 2010. Durante la reunión se ha admitido que no han cumplido con los objetivos marcados, posponiendo la fecha hasta el año 2012. Fuente: EFE VERDE.