PREMIO 2010 DE ECOLOGIA

Pocos lo saben, pero existe un premio tipo Nobel de Ecologia. Este anio lo ha ganado Jesus Leon Santos, de 42 anios, un campesino indigena mexicano que ha estado realizando, en los ultimos 25 anios, un excepcional trabajo de reforestacion en su region de Oaxaca, Mexico. El nombre de la recompensa es Premio Ambiental Goldman (ww.goldmanprize.org/theprize/about_espanol). Fue creado en 1990 por dos generosos filantropos y activistas civicos Estadounidenses Richard N. Goldman y su esposa Rhoda H. Goldman. Consta de una dotacion de 150.000 USD ($2,154,000 M.N.) y se entrega cada anio, en el mes de abril, en la ciudad de San Francisco, California (Estados Unidos). Hasta ahora ha sido otorgado a defensores del medioambiente de 72 paises. En 1991, lo gano la africana Wangari Maathai, quien luego obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2004.A Jesus Leon Santos se lo han dado porque, cuando tenia 18 anios, decidio cambiar el paisaje donde vivia en la Mixteca alta, la tierra del sol. Aquello parecia un panorama lunar: campos yermos y polvorientos, desprovistos de arboleda, sin agua y sin frutos. Habia que recorrer grandes distancias en busca de agua y de lenia. Casi todos los jovenes emigraban para nunca regresar, huyendo de semejantes paramos y de esa vida tan dura. Con otros comuneros del lugar, Jesus Leon se fijo el objetivo de reverdecer los campos. Y decidio recurrir a unas tecnicas agricolas precolombinas que le enseniaron unos indigenas guatemaltecos para convertir tierras aridas en zonas de cultivo y arboladas. Como llevar el proyecto a cabo? Haciendo revivir una herramienta indigena tambien olvidada: El tequio, el trabajo comunitario no remunerado. Reunio a unas 400 familias de 12 municipios, creo el Centro de Desarrollo Integral Campesino de la Mixteca (Cedicam), y juntos, con recursos economicos limitadisimos, se lanzaron en la gran batalla contra la principal culpable del deterioro: la erosion. En esa region Mixteca existen mas de 50,000 hectareas que han perdido unos cinco metros de altura de suelo desde el siglo XVI. La cria intensiva de cabras, el sobre pastoreo y la industria de produccion de cal que establecio la Colonia deterioraron la zona. El uso del arado de hierro y la tala intensiva de arboles para la construccion de los imponentes templos dominicos. Jesus Leon y sus amigos impulsaron un programa de reforestacion. A pico y pala cavaron zanjas-trincheras para retener el agua de las escasas lluvias, sembraron arboles en pequenios viveros, trajeron abono y plantaron barreras vivas para impedir la huida de la tierra fertil. Todo eso favoreció la recarga del acuifero. Luego, en un esfuerzo titanico, plantaron alrededor de cuatro millones de arboles de especies nativas, aclimatadas al calor y sobrias en la absorcion de agua. Fuente:www.goldmanprize.org.