Juicio histórico sobre minería a cielo abierto

Un tribunal de Costa Rica dictará una sentencia sobre un controvertido proyecto de minería que provocó rechazo entre costarricenses y que es observado en otros países de la región. El Tribunal Contencioso Administrativo de Costa Rica dictará una sentencia histórica en torno a un controvertido proyecto de minería a cielo abierto que despertó el rechazo de la mayoría de los costarricenses y que es seguido con interés en otros países latinoamericanos. Se trata del caso sobre el proyecto minero Las Crucitas, ubicado en la zona norte de Costa Rica, en Cutris de San Carlos, a tres kilómetros del río San Juan, fronterizo con Nicaragua. El juicio se realiza contra el Estado y la trasnacional canadiense Infinito Gold, que busca extraer oro de la mina Las Crucitas. La controversia. El proceso legal fue iniciado por varias organizaciones ambientalistas como la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna (Apreflofas), entre otros, quienes solicitan que se reviertan tanto los permisos ambientales otorgados para la extracción del oro en la mina, como el decreto del ejecutivo de hace dos años que avaló la minería. La parte demandante argumenta que el estudio de viabilidad ambiental no corresponde con el de la concesión minera. Los ambientalistas rechazan el proyecto de explotación aurífera pues consideran que se causarán daños irreparables tras la contaminación y erosión del frágil ecosistema. Esto debido a que este tipo de minería utiliza cianuro y conlleva la tala de árboles, sobre todo del almendro amarillo, variedad en peligro de extinción en Cutris de San Carlos. Pero el consorcio minero por su parte, asegura que no habrá daños al medio ambiente y el Estado sostiene que el proyecto sólo traerá beneficios económicos para el país. El gobierno de Costa Rica afirma que el beneficio se derivará del cobro de impuestos y de la inversión comunal de la empresa a cargo del proyecto. Infinito Gold busca extraer 700.000 onzas de oro a cielo abierto con un valor mercantil que superaría los US$1.000 millones, pero las obras en Las Crucitas se han retrasado unos 23 meses por diferentes problemas legales. Fuente: adnmundo.