EE UU demanda a BP por el desastre ocasionado por el derrame

El fiscal general advierte que la investigación sobre el vertido de 5 millones de barriles en el Golfo de México el abril pasado no está cerrada. Además de BP hay otras tres corporaciones denunciadas. La Administración Obama demandó a la petrolera británica BP, otras tres corporaciones y la aseguradora Lloyds por el vertido de crudo en el golfo de México ocurrido el pasado abril, el peor de la historia de los Estados Unidos. Los cargos son por violación de las leyes medioambientales del país. El caso, que implica varias jurisdicciones, es por todos los costes de la limpieza y los daños causados, aunque aún no se estableció una cifra ya que depende de si hubo o no negligencia. "Vamos a probar que son responsables de los costes gubernamentales de la reparación, los daños medioambientales y las pérdidas económicas", sostuvo el fiscal general Eric Holder. Además de BP, las corporaciones acusadas son Transocean, Anadarko Petroleum, Mitsui & Co y la aseguradora de BP, Lloyds. El caso no nombra a otras dos empresas que podrían considerarse implicadas, pero el Departamento de Justicia explicó que la investigación continúa y podrían sumarse nuevos acusados y cargos. La Fiscalía asegura en su demanda que las corporaciones fallaron en el cumplimiento de las normas antes del día fatídico, no vigilaron la seguridad ni protegieron a su personal, equipamiento ni los recursos naturales. Alega que estos fallos contribuyeron a agravar el vertido. El desastre de la plataforma Deepwater Horizon mató a 11 trabajadores y vertió durante meses cerca de 5 millones de barriles de crudo. La fuga destrozó a playas y bancos de pesca. Se logró sellar tras innumerables intentos en septiembre. Si se demuestra que hubo negligencia se podría reclamar por cada barril cerca de 4.300 dólares, unos 3.300 euros. El total podría alcanzar entonces más de 21.000 millones de dólares (cerca de 16.000 millones de euros). Si no hubo, la indemnización por barril bajaría a 1.100 dólares y el total a 5.400 millones. Fuente: adnmundo