Fuerte tormenta paraliza a California

Cerca de 2.000 personas fueron evacuadas tras las inundaciones en el centro. El estado de California se prepara para una Navidad bajo agua en medio de incesantes lluvias que obligaron a las autoridades a evacuar comunidades agrícolas y realizar rescates cerca de ríos, mientras se reparten bolsas de arena contra inundaciones, se abren refugios y se reportan apagones. Equipos de bomberos están ayudando a la evacuación de habitantes de casas ubicadas en zonas de riesgo de derrumbes o inundaciones en los condados de Los Ángeles y San Bernardino. En el centro de los Angeles se acumuló un máximo de casi 13 cm de lluvia desde el viernes pasado, lo que representa más de la tercera parte del promedio de precipitación anual. Más de 25,4 cm de lluvia cayó en las zonas montañosas del sur de California, mientras que en el norte, cerca de San Francisco o hacia la frontera con Oregón, cayó nieve. Las inundaciones en el centro de California, compuesto por valles agrícolas, obligaron a las autoridades a ordenar la evacuación el lunes de 2.000 residentes de una comunidad granjera en el Condado de Kern. California, el estado más poblado de Estados Unidos con 37 millones de habitantes, sufrió este año uno de los veranos más fríos, el otoño tuvo varios días con record de temperaturas altas que alcanzaron hasta más de 35 grados y "ahora esto", reseñó el diario Los Angeles Times. "Para una región a menudo ridiculizada por la similitud de su clima, Los Ángeles puede destacar que en 2010 también ha sido prueba de los extremos de la Madre Naturaleza", indicó el diario. Fuente: adnmundo.