La colombiana Diana Marín enseñará ecología a los menores si gana Miss Tierra

La colombiana Diana Marín espera lograr este fin de semana el cetro de Miss Tierra para ayudar a transmitir a los niños del mundo entero un mensaje de respeto al medio ambiente. "Ya he estado trabajando con unos niños muy pobres de una comunidad cristiana de Bogotá. Les llevamos a un parque donde se les enseña a plantar árboles, a cuidar el medio ambiente, para que vean con sus propios ojos cómo amarlo", explica a Efe la joven. Esta sensual belleza rubia de 22 años, ganadora del concurso Miss Global City en 2007 en Taiwán, pretende dedicarse a esta labor educativa con los más pequeños cuando termine su carrera de Psicología. "Bellezas por una causa" es el lema de este certamen creado para concienciar sobre la contaminación del medio ambiente y los efectos del cambio climático. La ganadora se convertirá en la portavoz de la Fundación Miss Tierra y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), así como de otras organizaciones ecologistas. "Me presenté a Miss Tierra porque me gusta el medio ambiente y cuidar de él y también trabajar con niños. Me encanta el trato con el prójimo, ayudar a todo el mundo, poder concienciar a los demás de que el medio ambiente es importante", explica. La colombiana ha incorporado en su vida cotidiana pequeñas costumbres para salvar el planeta, como el ahorro de agua cuando se ducha y considera fundamental educar a los niños y a las familias en estas prácticas. Esta estilizada belleza de mirada vivaz está disfrutando de su experiencia en Vietnam junto a las otras candidatas, pese a que ha sufrido dos pequeños percances de salud desde que llegó hace un mes al país indochino. "Me enfermé dos veces. Primero se me bajó el azúcar y tuve que comer más de lo normal, es un problema hereditario. Y hace tres días tuve una infección de oído", relata. Encantada con la acogida que les han brindado en la ciudad de Nha Trang, sólo tiene una pequeña pega con el gusto vietnamita por los platos picantes, que no le sienta bien a su estómago. "De Vietnam -dice- no he podido conocer mucho pero lo visto me ha parecido sumamente lindo, muy característico del continente asiático". La víspera de la gran final, la concursante colombiana ha pasado los momentos de descanso que le dejan los ensayos junto al resto de las aspirantes latinas intentando calmar los nervios tras un intenso mes en Vietnam que no olvidará nunca. Fuente: terra.com