Colombia: A consentir a la naturaleza en 2011

En Colombia, las inundaciones, los derrumbes, las catástrofes y las des-trucciones de toda índole por cuenta de las lluvias, dejaron en evidencia no solo que precisamente esa depredación sistemática del medio ambiente tanto aquí como en el ámbito mundial tiene consecuencias graves, sino que la falta de previsión y por enésima vez, la co-rrupción en este país, fueron las encargadas de empeorar la situación. Urbanizadores piratas que auspician los asentamientos en las laderas ines-tables de las ciudades y en las zonas aledañas a los ríos; la devastación inmisericorde de las mismas; la pésima calidad de las vías empeorada además por su falta de mantenimiento; la tala indiscriminada de bosques, cuyos árboles se encargan precisamente de evitar deslizamientos de tierra, son apenas algunas de las causas que han profundizado la crisis por el clima que atraviesa la nación. Pero todo eso ya se sabía. Sin embargo, a pesar de que se pronos-ticó con certeza que todas estas prácticas devastadoras algún día tendrían consecuencias, se prosiguió con su práctica. Y es precisamente en ese punto en el que debe reflexionar el país. En otras palabras, no hay derecho a no haber aprendido la trágica lección. En el 2010 Colombia fue testigo de cómo la teoría, las advertencias y los presagios que durante años hicieron los ambientalistas, se volvieron verdad. Y es por esa sencilla razón, que de ahora en adelante el país entero, sector público y privado, desde el más poderoso industrial y comerciante hasta el más humilde ciudadano, deben ser concientes y cambiar radicalmente su comportamiento frente al medio ambiente. Como lo sugiere el título de este espacio editorial, el año 2011 y en adelante, el país debe consentir a la naturaleza. Tratar de resarcirla en la medida de lo posible, del inmenso daño que le ha hecho. Pero también es hora de cambiar radicalmente una enciclopedia de prácticas nefastas descritas ya párrafos arriba, para que los propósitos expresados por el presidente Santos de que salga un país mejorado luego de esta crisis y de los esfuerzos de todos los colombianos, se hagan realidad. Fuente: vanguardia.com