Bienvenidos al Futuro: Histórico fallo contra Chevron

Juez ordena a petrolera estadunidense pagar más de US$8 millardos por derrame de millones de galones de aguas tóxicas en Amazonia ecuatoriana. En un histórico fallo emitido el 14 de febrero, un juez de Lago Agrio, en la oriental provincia de Sucumbíos, ordenó a la petrolera estadunidense Chevron pagar US$8.6 millardos por daños luego que encontrara que la empresa no cumplió con limpiar los millones de galones de aguas tóxicas descargadas durante sus dos décadas de operaciones en Ecuador. La decisión se produjo tras más de 17 años de batalla legal en EEUU y Ecuador, donde el caso había sido trasladado luego que un tribunal estadunidense determinó en el 2003 que la competencia la tenía la corte de Lago Agrio. Unos 30,000 indígenas y campesinos de la región amazónica entablaron un juicio colectivo contra la empresa señalando que Texaco, adquirida por Chevron en el 2001, había provocado contaminación masiva del suelo y del agua, causando daños irreparables a la salud y a sus medios de subsistencia. El juez Nicolás Zambrano, de la Corte Provincial de Sucumbíos, estableció además que la empresa deberá pagar el doble del monto fijado si no presenta sus disculpas en las dos siguientes semanas. “Es un gran momento para los miles de ecuatorianos que han luchado una batalla épica para que Chevron se responsabilice por uno de los peores desastres petroleros en el planeta”, dijo Kevin Koenig, coordinador del programa para el norte de Ecuador de Amazon Watch, “Este fallo reivindica lo que los pueblos indígenas y los residentes locales han venido denunciando y sufriendo por décadas, que Chevron extrajo, descargó y nunca miró hacia atrás”. “Podemos decirles a nuestros vecinos y afectados que la justicia existe”, manifestó Guillermo Grefa, dirigente kichwa de la Asamblea de Afectados de Texaco que entabló la demanda colectiva en representación de los 30,000 residentes amazónicos. “Ellos pueden soñar con poder beber agua limpia, que no tenga residuos de petróleo, con que la tierra se empiece a limpiar y a mejorar”. Chevron, con sede en California, que obtuvo ganancias por $19 millardos el año pasado, rechazó las acusaciones y afirmó que el fallo es fraudulento. “La sentencia es ilegítima e inejecutable”, dijo Chevron en un comunicado. “Es producto de un fraude y contrario a las pruebas científicas legítimas. Chevron apelará esta decisión en Ecuador y tiene la intención de que la justicia se imponga”. La petrolera estadunidense sostiene que el gobierno y la empresa estatal ecuatoriana Petroecuador, que asumió las operaciones de Texaco en 1992, aprobaron la limpieza supuestamente realizada por Texaco en la zona y que Petroecuador debía hacerse cargo del resto de la remediación y, por lo tanto, también tiene responsabilidad. Pero los demandantes también están planeando apelar el fallo. Las víctimas exigen más de $100 millardos por daños y perjuicios. En una conferencia de prensa, Luis Yanza, representante de las víctimas, dijo que aunque reconoce la naturaleza histórica del veredicto, “el monto no es suficiente para remediar todo lo afectado”. Fuente: http://www.comunicacionesaliadas.org/