DIA DE LA TIERRA: EDITORIAL

Por: JOSE FELIPE MESA.
Esfera Azul.

Dominados por la idea de equilibrar las cargas que nuestra especie ha desajustado en gran medida, tanto así, que la vida y todo lo que conocemos, hoy corre peligro por cuenta de tanta avaricia; nos lanzamos al ruedo con el propósito de HACER ALGO, CUALQUIER COSA. Algo que nos diera la posibilidad de trabajar en algunas de las cosas que estaban mal y así, proponer un cambio que nos permitiera seguir disfrutando de este hermoso Planeta, que sufre en medio del desazón que produce ver como todos los días las cosas se nos salen de las manos y complicamos la situación misma que hoy por hoy, no solo nos hace temer por las vidas de los que vengan después, el caso es que ya nos está tocando pagar el precio a nosotros mismos.

Ante tanta locura nos asaltan muchas preguntas, e aquí algunas:

¿Dormirán En Paz Los Directivos Y Accionistas De La Planta De Fukoshima?

¿Que Estarán Pensando Los Que Están Al Frente De BP?

¿Sera Que A Estas Multinacionales Petroleras Les Alcanzara El Dinero Para Comprarse Otro Planeta En Al Que Puedan Llegar Tras Acabar Con Este?

Y la madre de todas las preguntas:

¿Quién Se Beneficiara El Día Que El Planeta Decida Acabar Con Esta Terrible Y Peligrosa Plaga Que Lo Devora Como Un Cáncer?

No nos basta con saber que la capa de permahielo de Groenlandia, se está descongelando rápidamente lo cual libera gas metano a la atmosfera que es exageradamente peligroso para ti, para ellos, para ellas, para nosotros, PARA TODOS, ya que acelera el calentamiento global exponencialmente.

Tampoco es suficiente el que nuestra atmosfera no libere el calor, elevando la temperatura del planeta a niveles críticos gracias a los 4.000 millones de toneladas de Co2 anuales que la industria y los automóviles han generado convirtiéndose día a día, en un lecho de muerte que terminara creando las condiciones propicias para la extinción de la vida como la conocemos en este hermoso planeta.

Pero NO, no nos basta… La idea es darle hasta que se reviente y con el nosotros mismos, actuamos como corderos al matadero en detrimento de nuestra propia existencia.

Hoy en el día de la tierra queremos rendir un sentido homenaje a las mujeres y hombres, que aun ante tanta desesperanza, avaricia, demencia y arrogancia… siguen luchando por proteger la vida en esta hermosa esfera azul. Esto es para aquellos que siguen pensando que “si se puede” y siguen buscando que la humanidad haga el cambio que nos salve del apocalíptico escenario que se cierne sobre nosotros. Porque aunque parezca increíble solo bastaría con un cambio de conciencia, hacer elecciones correctas permitiendo que gente nueva gobierne, modificar conductas y cambiar algunos hábitos que masificados generan disminuciones de consumo energético tan enormes que las cifras no caben en la cabeza, es en si mismo actuar a conciencia y en consecuencia, por una causa que gracias a Dios y a estos decididos guerreros verdes, día a día, compromete a más personas que han asumido su responsabilidad con la vida y suman fuerzas por la conservación de este planeta también llamado nuestro hogar, una isla en medio un universo inexplorado y remoto que por lo menos, por ahora, poco nos puede ofrecer.

Desde el fondo de nuestro corazón a todos ellos…. Gracias, muchas gracias.