La tierra, nuestro mayor patrimonio, en peligro

Tercero desde el sol, nuestro planeta es el único del sistema en el que por ahora se reconoce vida, pero mañana celebra su día bajo la amenaza que pende sobre gran parte de su espacio protegido. De los 180 espacios naturales declarados patrimonio mundial de la Humanidad por la UNESCO, 16 están oficialmente en peligro, un área de 19.731.606 hectáreas, que representan la asignatura reprobada de las políticas de conservación del planeta. La "lista roja" de ese organismo de las Naciones Unidas, que se actualiza anualmente desde 1978, enumera los parques amenazados por agresiones que van desde la actividad humana hasta el cambio climático. Para garantizar un especial amparo internacional a esas regiones en todo el mundo, el Comité para preservar la Herencia de la Humanidad recomienda medidas y financia programas de rescate. Los datos del organismo de la UNESCO revelan que el patrimonio en peligro aumenta y preocupan las últimas incorporaciones. El Parque Nacional Los Everglades, en el sur de Estados Unidos, mezcla zonas pantanosas y terrestres que forman un santuario de biodiversidad animal. Protege unas 800 especies de vertebrados acuáticos y terrestres, entre las que se cuentan 14 especies amenazadas, 25 tipos de mamíferos, 275 especies de peces, más de 400 tipos de aves, 60 tipos de reptiles, unas 20 especies de víboras y 2 de mariposas. El desarrollo urbanístico de sus alrededores, que ha drenado gran parte de su reserva acuífera, lo pusieron en la lista en 2010. La Barrera de Coral de Belice es la más grande del Hemisferio Norte y hábitat de especies amenazadas como manatís, tortugas marinas y del cocodrilo de mar americano. Se cree que sólo el 10% de las especies que viven en el parque han sido registradas. El turismo descontrolado la navegación, la sobrepesca y el cambio climático la incluyeron en la lista en 2009. El Parque Nacional de Comoé, en Costa de Marfil, es para la UNESCO una de las zonas "más singulares de África Occidental que aún conservan su integridad ecológica". Hábitat de 620 especies de plantas, 135 especies de mamíferos, 32 anfibios y 500 especies de aves, ocupa un lugar en la lista roja desde 2003. El sobrepastoreo y las guerras son responsables. En 2009, la deforestación puso en rojo al Parque Nacional Los Katíos, en Colombia, cerca de la frontera con Panamá, donde se ha contabilizado entre el 25 y 50 por ciento de las especies de aves que viven entre ambos países, unas 450 especies; además de otras 550 de vertebrados, incluyendo manatíes y cocodrilos americanos. En la India está Manas, en las laderas de Los Himalayas, la reserva de especies protegidas más grande del país. Dentro de sus fronteras viven unas 56 especies de mamíferos, entre los que destacan el elefante y el rinoceronte indios, la segunda población más importante de tigres asiáticos y búfalos acuáticos. La caza furtiva y la demanda internacional en el mercado ilegal de animales protegidos la colocaron en la lista en 1992. La Selva Tropical de Atsinanana engloba 6 parques de Madagascar que juntos componen el sistema de selva más importante de la isla, de vital importancia para mantener el delicado equilibrio de ese territorio insular, con un 90 por ciento de especies vivas registradas como endémicas. Está en la lista desde 1992 por "prevención" porque sus bosques ofrecen una protección especial a los efectos del cambio climático a especies que han evolucionado de forma aislada por los últimos 68-80 millones de años. Fuente: EFE Verde