La UE endurece las condiciones del tratamiento de residuos nucleares

La Unión Europea (UE) aprobó hoy la nueva normativa sobre tratamiento de residuos nucleares, que endurecerá las condiciones para los depósitos de almacenaje y la obligación a los países comunitarios de publicar programas de tratamiento de desechos radiactivos. Los gobiernos nacionales tendrán de plazo hasta 2015 para dar a conocer dónde instalarán los centros de tratamiento de desechos nucleares y en qué condiciones operarán. Actualmente muchos Estados miembros de la UE no cuentan con centros de estas características. En concreto, las autoridades nacionales deberán detallar las condiciones económicas de las empresas participantes, el calendario de construcción y las modalidades de construcción de los centros. La población de las localidades cercanas a estas plantas de tratamiento de residuos deberá participar en el proceso de decisión. La nueva directiva aprobada hoy por el Consejo de la UE abre también la puerta a que varios países puedan compartir centros de almacenaje de residuos. La aprobación de la directiva es un "paso histórico para la armonización del problema de la gestión de los residuos", señaló en una rueda de prensa el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger. "Hemos conseguido lo máximo que se podía conseguir de forma vinculante de los Estados miembros", se felicitó Oettinger. Aunque la normativa comunitaria prohíbe expresamente la exportación de residuos nucleares de la UE a terceros países, la organización ecologista Greenpeace denunció que la legislación abre la puerta a que países como Hungría y Bulgaria puedan mantener sus acuerdos con Rusia para transferir desechos a este país. Greenpeace criticó en un comunicado que la UE no tomó ninguna medida para controlar el transporte de material radiactivo. Catorce de los veintisiete países europeos tienen plantas nucleares en su territorio. Fuente: EFE Verde.