Científicos descubrieron un planeta con dos soles

Se trata del último gran descubrimiento de la NASA. Dos puestas del sol, dos amaneceres, y hasta una comparación Hollywoodense, mereció. Cuando los días terminan en el planeta Kepler-16b hay una doble puesta de sol, como aparece en las películas de "La Guerra de las Galaxias" y por cuyo un horizonte se ponen dos soles, explicaron varios científicos en la revista Science, que eligieron rebautizarlo Tatooine, en homenaje a la histórica saga de George Lucas. En un escenario con reminiscencias a la ciencia ficción, los investigadores, utilizando las observaciones de la nave Kepler de la NASA, detectaron un distante planeta en en que orbitan dos estrellas, la primera vez que se confirma un suceso semejante. "Realmente es una medición de la Kepler sensacional", dijo Alan Boss de la Institución Carnegie para la Ciencia y coautor del estudio. "Lo verdaderamente emocionante es que hay un planeta ahí fuera que orbita esas dos estrellas". Ya se habían visto estrellas binarias, dos soles que orbitan entre ellos, y los astrónomos sospechaban que había planetas entre ellas, pero las observaciones de la Kepler son las primeras en confirmarlo. La fuerza gravitacional de dos estrellas, incluso de las relativamente pequeñas en el corazón de su sistema, sería bastante distinta que la gravedad que pudiera generar una sola estrella, dijo Boss por teléfono. La misión de la Kepler es explorar nuestro sector de la Vía Láctea en busca de los denominados "planetas habitables" que no estén ni demasiado cerca ni demasiado lejos de las estrellas que orbitan. La nave encuentra estrellas cuya luz se vuelve más tenue periódicamente, lo que significa que hay un cuerpo astronómico en órbita (un planeta) pasando entre la estrella y el instrumental de la Kepler. Eso se conoce como planeta transitorio. Lo que llamó la atención fue que las estrellas se eclipsaron una a otra sucesivamente, y un tercer eclipse indicó que el planeta era parte del sistema. Si la noción de un planeta con dos soles suena familiar, es porque ya se vio en la primera película de "La guerra de las galaxias" en el planeta ficticio de Tatooine, hogar de Luke Skywalker. Tatooine era un planeta rocoso y desértico, pero Kepler-16b es un frío gigante gaseoso, según afirmaron Boss y otros investigadores. Como estos dos soles son más pequeños y fríos que el nuestro, Kepler-16b sería bastante más frío, con una temperatura de superficie de entre -73 y -101 grados Celsius, según afirmó el Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian en un comunicado. El centro Josh Carter es coautor del estudio. Kepler-16b es similar a Júpiter en masa y tamaño, un gigante frío gaseoso cuyos soles orbitan cada 229 días a 104,6 millones de kilómetros. Es prácticamente la misma distancia que la órbita de Venus, en comparación con la de 365 días de la Tierra, cuyo Sol se encuentra a 149,7 millones de kilómetros. Este recién detectado planeta está a 200 años-luz de la Tierra y no se cree que pueda albergar vida. Un año luz son algo menos de 10 billones de kilómetros. Fuente: adnmundo.