Suspendida la extracción de combustible del naufragio en N. Zelanda

Sídney (Australia), El mal tiempo obligó a suspender la extracción del combustible del carguero Rena, que causó una catástrofe ecológica al naufragar el 5 de octubre cerca de las costa norte de Nueva Zelanda, informaron hoy fuentes oficiales.Las operaciones fueron suspendidas cerca de la medianoche debido al fuerte oleaje y a vientos de hasta 65 kilómetros por hora, según la Autoridad Marítima de Nueva Zelanda (MNZ, siglas en inglés). Las malas condiciones meteorológicas continuarán a lo largo de la jornada. Actualmente, las olas alcanzan los cuatro metros de altura alrededor del Rena, que encalló en el arrecife de Astrolabe, a unos 12 kilómetros de la ciudad portuaria de Tauranga, en la Isla Norte. Se teme que las fuertes olas provoquen que el carguero se rompa y cause un mayor vertido en el mar debido a que el buque tiene varias grietas en el casco. La extracción del combustible del navío de bandera liberiana comenzaron ayer y desde entonces se han podido extraer unas 90 de las más de 1.200 toneladas del carburante que hay en su interior. Se calcula que la extracción del combustible tomaría, al mismo ritmo y sin interrupciones, unas dos semanas, según la cadena de televisión TVNZ. El Rena ha vertido unas 350 toneladas de combustible y ha soltado decenas de contenedores, uno de ellos con una sustancia peligrosa, causando una marea negra que llegó a las costas de Tauranga y provocó las muertes de 1.290 aves. En tierra, continúan las tareas de limpieza en la línea costera, donde la mayoría de las playas permanecen cerradas por la marea negra proveniente del Rena. Las autoridades han imputado al capitán del Rena y el segundo oficial, quienes supuestamente provocaron el naufragio al realizar una maniobra brusca para acortar la ruta. Fuente: efeverde.com