Australia aprueba el impuesto a las emisiones de dióxido de carbono

El Senado australiano aprobó hoy un conjunto de leyes para gravar las emisiones de dióxido de carbono a partir de mediados de 2012 con el fin de combatir el cambio climático. "Es un histórico momento", dijo poco antes de la votación la senadora y ministra australiana de Finanzas, Penny Wong, quien enfatizó que el Gobierno busca "asegurar la prosperidad" de Australia de cara al futuro a través de "una economía diferente, una forma de empleo diferente y la producción de energías limpias". A partir del 1 de julio de 2012, el Gobierno impondrá una tasa de 23 dólares australianos (23,7 dólares estadounidenses ó 17,3 euros) por la tonelada de dióxido de carbono. El impuesto, que pagarán unas 500 empresas consideradas las mayores contaminadores de Australia, aumentará gradualmente hasta julio de 2015, cuando entre en vigor un esquema de intercambio de emisiones en el que el mercado regulará los precios. Con 36 votos a favor y 32 en contra se aprobó el paquete de 18 de leyes denominado "Ley de Energía Limpia 2011", y al tener la luz verde sin ninguna enmienda se convertirá en ley, según informó la agencia local AAP. "Es un día verde, pero uno de aquellos que resonará en el tiempo", dijo el líder del Partido Verde, Bob Brown. Por su parte, la coalición opositora prometió derogar la ley si gana las próximas elecciones, previstas para 2013. El líder de la oposición en el Senado, Eric Abetz, dijo que esta medida se trata "de la traición más grosera al mandato electoral de la historia política australiana" y destacó que el impuesto aumentará el coste de vida y los empleos, además de no contribuir a la protección del medio ambiente. Fuente: efeverde.com