Barranquilla Colombia: Hay un reto adicional: determinar qué van a hacer con la autoridad ambiental.

Si tocara hacer una evaluación ambiental en el Distrito de Barranquilla durante el último cuatrienio, tocaría decir que el asunto quedó a medias, aunque con unas bases y unas caracterizaciones definidas para la próxima administración. Humberto Mendoza, director del Damab (autoridad ambiental del Distrito) confesó que se tenía una línea de base que nunca pudo elaborarse, pero se logró, en su reemplazo, una línea con la caracterización de la calidad de aire, el recurso hídrico, el área protegida de la normal La Hacienda, y un horizonte claro de arborización. En esto último es a donde se ha llegado más lejos. Fue en el 2011, dijo Mendoza, que arrancó el proceso de arborización en la ciudad, con entregas de árboles frutales y nativos en diferentes sectores, combinado eso con una estrategia denominada germinaderos urbanos. Consiste en que al lado de cada CAI, se ubican unas estibas verdes, cada una con 144 bolsitas, donde se siembra una semilla de donde saldrá, por lo menos, un árbol. "Tenemos 10 germinaderos, y ya vamos a pasar los primeros 3.000 árboles hacia el vivero de la Escuela Naval de Suboficiales. Vamos a terminar el año entregando, por lo menos, 60 mil plantas pequeñas", dijo Mendoza. La mayor parte son árboles de mango en las entregas, pero hay árboles de flora nativa, como roble, acacia, guayaba, guanábana, maracuyá. En términos generales, sin embargo, la 'línea de base' lograda debe permitir un impacto positivo en la ciudad para los próximos 15 o 20 años, agregó Mendoza, con mayor arborización, intervención en laderas y mejoramiento de áreas protegidas. Y hay un reto adicional para los nuevos gobernantes: determinar qué van a hacer con la autoridad ambiental. Mendoza recordó que el Gobierno Nacional está promoviendo que las autoridades urbanas solo queden en aquellas municipalidades o distritos con más de 2,5 millones de habitantes. Eso implica que sólo Medellín y Bogotá podrían tenerlas. "El 80 por ciento de la población se concentra en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, y el tema gris, el del cemento, que es el de la contaminación, está en los centros urbanos, lo mismo que el ruido, los vertimientos líquidos y las emisiones atmosféricas", se lamentó. El tema es que en el marco de un TLC con Estados Unidos, habría que determinar cómo va a impactar el aspecto ambiental. "Yo no quisiera que en cinco años se vaya a decir que a Barranquilla entraron 160 nuevas empresas, pero en ese año, la autoridad ambiental fue eliminada y la CRA comienza a asumir esas competencias. Consideró que esa transición le costará mucho a la ciudad", manifestó. Por lo menos en lo de las zonas verdes, se sigue avanzando, resaltó el funcionario. Hoy se tienen 106 zonas privilegiadas donde se están haciendo siembras. En 46 de ellas hay asociaciones proparque montadas. El Damab limpió esos parques con el apoyo de unos muchachos, y la asociación que resultó, asumió el mantenimiento de los árboles. Con los acuerdos. Mendoza cree que dos acuerdos distritales aprobados en septiembre sobre sostenibilidad ambiental, se garantice la sostenibilidad a los parques y zonas verdes en el Distrito que hoy no tienen dolientes en el espacio público, como los bulevares. Se plantea allí que Foro Hídrico, la Triple A, el Damab, la CRA y la Alcaldía, financien una estrategia única con ese fin. Fuente: eltiempo.com