Hormigas locas se propagan por Texas

Podría tratarse de una película clásica de horror: una invasión de millones de hormigas que atacan con sus colmillos, capaces de provocar protuberancias en las paredes metálicas de una casa rodante debido a la presión de los nidos de hormigas detrás de ellas. Si una persona pone un círculo con insecticida alrededor de su nido, sólo logrará detenerlas durante un día, pues después llega otra horda con sus recién nacidas. En segundos, las hormigas cubren los zapatos de alguien parado en un patio. Lo anterior son escenas extremas de lo que podría suceder si no se contiene a estos insectos, que podrían llegar a inutilizar enormes plantas industriales. La problemática de estas hormigas no es ficción, sino una realidad que cuesta miles de dólares para tratar de controlarlas, según un especialista que las ha estudiado durante una década. “Aunque habían pasado meses, cerraba mis ojos y aún veía que se movían”, dijo Joe MacGown, curador de las colecciones de hormigas, mosquitos y escarabajos en el Museo Entomológico Estatal de Mississippi, de la Universidad Estatal de Mississippi. Las hormigas locas tienen el tamaño de una pulga. El adjetivo de locas se les agregó debido a que cada una avanza desordenadamente y a gran velocidaden contraste con las hormigas típicas de jardín, que marchan una tras la otra. Para que una hormiga típica iguale la velocidad del movimiento de una hormiga loca sería necesario acelerar una imagen de video con la función de adelantar la grabación. Se les dice peludas porque tienen una pelusa que a simple vista hace que sus abdómenes sean menos brillantes que los de sus primas que son más grandes y más lentas. Las hormigas locas se han extendido por Texas, Florida, Mississippi y Louisiana. En Texas, las hormigas han invadido casas, complejos industriales, zonas urbanas y zonas rurales. Viajan en contenedores de carga, pacas de heno, macetas, motocicletas y camionetas. También atacan colmenas de abejas. Un apicultor de Texas perdió 100 colmenas en un añoen el 2009. Arruinan equipo industrial. Si una hormiga muere electrocutada libera una señal química para que toda la colonia ataque lo que perciba como amenaza, dijo Roger Gold, profesor de entomología de Texas A&M. “Las demás hormigas llegan de inmediato a toda prisa. En poco tiempo se tiene una masa de hormigas”. Un sistema computarizado que controla las válvulas de una tubería tuvo en 35 días dos cortocircuitos que lo inutilizaron, pero ahora se ha podido mantener alejadas a las hormigas con fumigación mensual, dijo el exterminador Tom Rasberry, quien detectó en el 2002 en la zona de Houston los primeros ejemplares de la especie en Texas. “Hay que aplicar exterminación masiva en ese sitio en particular porque hay mucho en juego”, dijo. “Si se paraliza el sistema las hormigas podrían paralizar una planta química que cuesta millones de dólares”. En comparacion con las hormigas ordinarias, con las locas es necesario el exterminio masivo. Gold dijo que aún si 100,000 hormigas locas son aniquiladas con pesticidas, vendrán millones más. “Hice una prueba con un producto en una superficie de medio acre… En 30 días había una capa de dos pulgadas de hormigas muertas en el lugar”, dijo Rasberry. “Arriba de la capa de hormigas muertas había otra de hormigas vivas que se movían frenéticamente”, apuntó. Sin embargo, el caso de Misisipí es una excepción, dijo Rasberry. El control es caro y va desde 275 dólares a miles de dólares al año para las 1.000 casas a las que ha dado servicio de control de plagas en el último mes. Sin embargo, el exterminador dijo que jamás ha visto que alguien abandone su casa debido a las hormigas. Las hormigas locas no hacen hormigueros y prefieren anidar en lugares protegidos y húmedos. MacGown atestiguó un ejemplo extremo en una casa de Waveland, Misisipí. La vivienda se encontraba en medio de un bosque, con muchos árboles caídos y pilas de escombros. Las hormigas locas se comen todo, sea planta o animal. Estas hormigas posiblemente proceden de Sudamérica, dijo MacGown. Quedaron documentadas en el Caribe a finales del siglo 19, dijo Jeff Keularts, profesor adjunto interno de la Universidad de las Islas Vírgenes. Por eso se les dio el sobrenombre de “hormigas locas del Caribe”. También se les conoce como hormigas locas Rasberry, por el exterminador. Estos insectos se han propagado por el sureste estadounidense. En el 2000, estas hormigas estaban en cinco condados de la Florida. Hoy están en 20, dijo MacGown. Nueve años después de la detección de las primeras hormigas locas en Texas, ahora están en 18 condados en el estado.  A la fecha, las hormigas locas han sido detectadas en dos condados en Misisipí y en al menos una división administrativa en Luisiana. Esto llevó a Texas a aprobar la utilización temporal de dos sustancias químicas en su intento por erradicar los bichos, en tanto que otros estados examinan alternativas para contener su propagación. Controlarlas no es cualquier cosa. Rasberry dijo que ha aplicado técnicas que han funcionado donde otros exterminadores han fracasado. Gold afirmó que algunas infestaciones se atribuyen al traslado de pacas de heno de un lugar a otro para la alimentación del ganado en zonas que se quedaron sin pasto por la sequía en Texas. MacGown expresó confianza en que las hormigas locas serán diezmadas en Luisiana y Misisipí antes de que sea demasiado tarde. Las hormigas peludas y locas han eliminado a una peste, las hormigas de fuego (rojas), pero eso es un consuelo de tontos. “Prefiero las hormigas de fuego que a las hormigas locas”, dijo MacGown. “Cualquier colonia de hormigas de fuego es evitable”. Fuente: aldiatx.com