Tormentas solares amenazan a celulares y equipos de GPS

La NASA comunicó que el sol emitió ráfagas de energía que podrían interferir con las telecomunicaciones y los sistemas de posicionamiento satelital. Una de ellas fue una llamarada y la otra una eyección de masa coronal, uno de los fenómenos más brillantes.  Apagones a través de los cinco continentes con fallos en medios de transporte masivos, accidentes, cortes de agua debido al fallo de las bombas eléctricas, teléfonos celulares y equipos de GPS fuera de servicio, rutas de aviones y barcos en peligro en peligro. La posibilidad de que se produzca una tormenta solar en 2012 ha despertado al mismo tiempo la curiosidad de científicos como las teorías más alocadas que la relacionan con las presuntas profecías apocalípticas de la civilización maya. Por lo pronto, esta semana tuvieron lugar las primeras manifestaciones: la NASA comunicó que el sol emitió ráfagas de energía que podrían interferir con las telecomunicaciones y los sistemas de posicionamiento satelital. Una de ellas fue una llamarada y la otra una eyección de masa coronal, uno de los fenómenos más brillantes. El astrónomo argentino Marcos Machado dedicó gran parte de su vida a estudiar el sol e integra el directorio de la Comisión Nacional Espacial (CONAE). El comienzo de su exposición a ámbito.com sobre el posible fenómeno es inquietante: "Los satélites GPS podrían ser afectados. Los que están cerca de la Tierra están protegidos, pero los de comunicaciones se encuentran a 32 mil kilómetros de distancia, no tienen cobertura del campo magnético terrestre y son muy propensos a tener problemas". Aunque a continuación aclara que "las consecuencias que puede tener dependen de la intensidad del fenómeno, tendría que ser muy importante. Cuando se producen estos eventos en el sol no siempre tienen conexión con efectos a la Tierra, aunque en líneas generales si al sol le pasa algo a nosotros nos pasa algo". "Todo el desarrollo tecnológico de este momento nos hace muy dependientes", añade. El impacto será diferente del de septiembre de 1859, cuando el sol lanzó una de las tormentas más poderosas en siglos y originó corrientes eléctricas en la Tierra que hicieron estallar en llamas las oficinas de telégrafos. Ejemplos más cercanos encendieron las alarmas. "Hace años hubo un apagón en Suecia. En 1989 otro evento causó problemas en los tendidos eléctricos en Canadá, y la zona oeste del país quedó a oscuras. Sus satélites prácticamente 'murieron' por estos eventos", recuerda el científico. De qué se trata. Básicamente, una tormenta solar es una explosión capaz de calentar gases a decenas de millones de grados y enviar un tsunami de energía contra los planetas, lo que debilita la atmósfera de ellos y perturba temporalmente su campo magnético. "En los eventos grandes llegan partículas cargadas eléctricamente a la Tierra y crean sobrecarga en las líneas de alta tensión", grafica Machado. Científicos de todo el mundo siguen con atención la actividad del sol. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hizo público en junio su informe "Futuros Shocks Globales", en el que declara a la tormenta solar como uno de los "cinco grandes riesgos potenciales" que amenazan a la sociedad mundial. Al mismo tiempo, físicos solares de la NASA mantuvieron reuniones para intentar anticiparse a los hechos. En este punto, la tecnología será el mayor aliado para evitar un colapso. Existen sensores capaces de enviar millones de datos por segundo, modelos 3D que podrían anticipar cuándo y dónde golpeará la tormenta solar. La proliferación de elementos técnicos dio lugar a un proyecto experimental denominado "Escudo solar", que tendría como fin apuntar cuáles son los transformadores eléctricos que corren mayor peligro a nivel mundial, para desconectarlos y evitar que colapsen. Machado sostiene que los tendidos eléctricos "se pueden apagar de a tramos, unas horas antes de una tormenta", lo que evitaría un desastres, pero considera "muy difícil predecirlo con precisión, sólo estamos en condiciones de darnos cuenta si ocurrirá algo muy importante. Un 'escudo solar' no es factible en este momento. Fuente: adnmundo.com