Miles de pájaros vuelven a caer muertos en Arkansas, en el mismo lugar y fechas

Apenas unas horas antes del inicio del nuevo año miles de pájaros negros cayeron sobre la pequeña ciudad de Beebe, situada en el centro-sureste de EEUU, Arkansas. El hecho es preocupante si se tiene en cuenta que no es la primera vez que estos pequeños cadáveres invaden Beebe, pues ya ocurrió el año pasado en el mismo lugar y en las mismas fechas. Ya en el 2011 se centraron esfuerzos en estudiar e investigar el fenómeno, pero nunca se pudo determinar cuáles fueron sus causas exactas. Las autoridades acabaron concluyendo que podría deberse al clima, una mala digestión o a que las aves resultaran heridas por los fuegos artificiales de Año Nuevo. Sin embargo, tal y como informa ABC, los habitantes de esta pequeña ciudad aseguran que en esta ocasión evitaron el uso de fuegos artificiales, precisamente para que no se repitiera el panorama de 2011. Además, no se ha registrado ningún cambio climático ni tormenta extraordinaria que pudiesen provocar la muerte de los pájaros. El año pasado, además, la cosa no quedó en el cielo, también en el agua miles de peces empezaron a sucumbir ante la atónita mirada de los investigadores. Para entonces, algunos recordaban que el fatídico 2012 (según el calendario maya) estaba cerca y ahora, que estamos recién entrados en él, no serán pocos los que achaquen este nuevo extraño fenómeno al popular presagio del fin del mundo. Veremos en los próximos días qué le depara este 2012 a la fauna de Arkansas. Fuente: ecodiario.es