Oro bajo el agua

Las protestas por el proyecto Conga, que pretende explotar oro y cobre en la región de Cajamarca, se ha convertido en el primer gran conflicto social al que se enfrenta el presidente Humala, con un trasfondo relacionado con la defensa de los recurso hídricos para agricultores y ganaderos. El 27 de octubre de 2010 el Ministerio de Energía y Minas aprobaba la evaluación de impacto ambiental (EIA) por la que se permitía a la empresa Yanacocha el desarrollo del proyecto Conga y la construcción de una nueva mina en la región. Según datos del propio Ministerio, el inicio de operaciones está estimado para 2015 con una inversión de 3.500 millones de dólares a cargo de Yanacocha, empresa formada por la estadounidense Newmont, la peruana Buenaventura y la Corporación Financiera Internacional, del grupo del Banco Mundial. La construcción de esta mina implica el drenaje de cuatro lagunas bajo las que se encuentra el oro y que constituyen la cabecera de las tres cuencas fluviales que abastecen a los agricultores de la región. La empresa se ha comprometido a construir tres reservorios de agua para abastecer la zona. Fuente: EFE Verde.