popa de carguero se hunde tras naufragar en octubre en aguas neozelandesas

La popa del carguero Rena, de bandera liberiana y encallado hace tres meses en las costas de Nueva Zelanda, comenzó a hundirse y la mayor parte ya está bajo el agua, informaron hoy fuentes oficiales. La Autoridad Marítima de Nueva Zelanda explicó que "un 75 por ciento está sumergida", mientras "una pequeña cantidad de combustible ha sido derramado por la popa, junto a escombros, la mayor parte madera, y un pequeño número de contenedores". El buque se partió en dos el fin de semana, aunque su proa permanece aún en el arrecife Astrolabe, situado a unos 12 kilómetros de la ciudad portuaria de Tauranga, en la Isla Norte, y donde encalló el 5 de octubre pasado. Desde el naufragio del Rena, los equipos del servicio de emergencias marítimas han extraído de sus depósitos más de 1.000 toneladas de combustible, de las más de 1.300 que guardaba. El barco vertió, tras encallar, unas 350 toneladas que causaron una marea negra que llegó hasta las costas de Tauranga, donde durante semanas se llevaron a cabo tareas de limpieza y rescate de aves y animales. Las autoridades han imputado al capitán del Rena y el segundo oficial, quienes supuestamente provocaron el naufragio al realizar una maniobra brusca para acortar la ruta. Fuente: EFE Verde.