700 tortugas bobas reintroducidas en aguas Canarias

El Gobierno de Canarias ha liberado en los últimos años unos 700 ejemplares de tortuga boba (Caretta Caretta) en la playa de Cofete (Fuerteventura) -los ocho últimos el sábado pasado-, con el propósito de reintroducir esta especie marina en el archipiélago.La viceconsejera del Medio Ambiente, Guacimara Medina, ha recordado en conferencia de prensa que este proyecto de reintroducción de la tortuga boba, denominado Pelagos, se inició en el año 2010, concluirá el 2013 y está cofinanciado por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (60 por ciento) y los gobiernos de Canarias y Cabo Verde (ambos con un 20 por ciento). Medina ha defendido que Pelagos es un modelo para la gestión coordinada de los recursos naturales marinos de la Macaronesia (Azores, Madeira, Canarias y Cabo Verde) y que se enmarca dentro del programa continental MAC. Además de las tortugas bobas, el proyecto Pelagos pone en marcha acciones para la conservación de diferentes aves costeras y cetáceos. La guardería de Cofete cuenta con una veintena de piscinas y más de una treintena de tortugas bobas que esperan cumplir su primer año de vida para nadar por primera vez en el mar, en una zona muy similar a la de Cabo Verde, aunque con aguas más frías que las del materno país africano. Tras explicar que hay que esperar de 20 a 25 años para conocer si las tortugas regresarán a Fuerteventura para poner sus primeros huevos, Guacimara Medina ha subrayado que la suelta de las tortugas debe demorarse un año para "no poner en riesgos su supervivencia" de la Caretta Caretta. También ha resaltado que el proyecto Pelagos sólo se aplica en la playa de Cofete, en el municipio de Pájara, "porque es la zona más parecida que hay en Canarias a las que tiene Cabo Verde", en donde hay 20 kilómetros de costa protegida para que puedan nidificar la tortuga boba (de ahí proceden los huevos nacerán en Fuerteventura). Medina se ha congratulado por la sensibilización de la ciudadanía y del voluntariado y, además, ha destacado la presencia el pasado fin de semana en la guardería de tortugas del Morro Jable de técnicos del Parque Nacional de Doñana, del Oceanográfico de Valencia, de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura y de Cabo Verde. Por su parte, el director general de Medio Ambiente del Gobierno de Cabo Verde, Moises Borges, se ha mostrado "satisfecho" con los resultados de los trabajos que realizan conjuntamente Canarias y su país para la conservación e inserción de las tortugas en nuevos espacios naturales. Borges ha dicho que el archipiélago de Cabo Verde acoge la tercera población mundial de la tortuga Caretta Caretta, una especie migratoria que se alimenta en el océano Atlántico y que, por su propia naturaleza, "regresará a las aguas que las vieron nacer para su puesta de huevos". También ha indicado que en Cabo Verde existen campamentos para la conservación y la investigación de esta tortuga marina en las islas de Boavista y Maio. Por otra parte, tanto Medina como Borges han tratado en esta visita institucional otros proyectos enmarcados dentro del programa MAC, como los de Monteverde, Resiless y Clima Impacto, en los que también trabajan los dos archipiélagos. Monteverde (2011-2013) se inició con estudios y reuniones para la recuperación de la palmera autóctona, en concreto la palmera canaria en Fuerteventura y la palmera atlántica en Cabo Verde, así como el Ficus Sicomorus. El proyecto Riless es una cooperación euroafricana para el desarrollo de un sistema de información de residuos en el atlántico, y en este apartado Moises Borges ha asegurado que su país está dando reformas "importantes" tanto en el abastecimiento de aguas como de los saneamientos. Por último, Medina y Borges ha subrayado la colaboración de los dos archipiélagos en la detección de las causas y las consecuencias del cambio climático en la región euroafricana, y que está comprometidos en un consumo más racional de una energía menos contaminante. EFE Verde