La ONU advierte de la necesidad de cambiar el consumo de agua

El profesor Zafar Adeel, director del Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la ONU, con sede en Canadá, declaró a Efe que el informe de la ONU indica: "De todos los cambios de comportamiento necesarios, modificar nuestra demanda de agua es uno de los más críticos". El informe señala que para el año 2050, la humanidad demandará un 70% más de alimentos que en la actualidad y que para 2035 la producción de energía tendrá que ser un 50% superior a la de hoy en día. Ambos elementos están directamente vinculados al agua. Interdependencias con el agua: alimentos, precios, energía. "Uno de los mensajes del informe es que hay interdependencias globales en las que el agua juega un papel muy importante. La producción de alimentos y sus precios es una. La otra es el sector de la energía y en especial los biocombustibles", dijo Adeel. "Para 2050, incluso si se incrementa la eficiencia alimentaria en términos de consumo de agua, se registrará un aumento del 20% en la demanda de agua. Es un desafío significativo y nos exige estudiar de forma cuidadosa las pautas de consumo de alimentos y las necesidades de agua para la producción de comida", dijo. Adeel explicó que, por ejemplo, la producción de un kilogramo de carne requiere hoy en día el consumo de 15.000 litros de agua. De igual forma, la producción de un sólo par de pantalones vaqueros consume 11.000 litros de agua. EEUU consume 2,5 veces más que Europa. "La producción de carne a veces consume 100 veces más agua que la producción de la misma cantidad de calorías con otros alimentos. Tenemos que ser cuidadosos", advirtió Adeel. Son estos patrones de consumo los que hacen que en Norteamérica se utilice por cápita más agua que en ninguna otra región del mundo: 2,5 veces más que en Europa, el segundo continente con mayor uso de agua, según el informe de la ONU. En conjunto, cada habitante de Norteamérica y Europa consume 3 metros cúbicos de agua al día a través de los alimentos y productos que consumen. En comparación, en Asia el consumo es de 1,4 metros cúbicos y en África es 1,1 metros cúbicos. Adeel advirtió igualmente de la relación entre agua y el sector energético. "Se proyecta que para 2035 se producirá un aumento de la exigencia de energía del 50%. Y para aumentar la producción, una de las soluciones son los biocombustibles", declaró Adeel. "Lo que advertimos en el informe es que incluso cuando se aumenta sólo un 5% la cantidad de cultivos dedicados a biocombustibles, esto puede provocar hasta un 20% de aumento de la demanda de agua", explicó. "Si se cumplen las proyecciones de biocombustibles para 2050, eso significará que un 20% del área agrícola destinada a la producción de alimentos tendrá que ser utilizada para biocombustibles. El riesgo es que la producción de biocombustibles altere los precios de alimentos y de su producción", señaló. Fuente: EFE verde