Greenpeace acusa a KFC de colaborar con la deforestación de Indonesia

Greenpeace acusó hoy a la cadena de comida rápida KFC de colaborar con la deforestación de los bosques de Indonesia y la destrucción del hábitat de especies protegidas por su relación comercial con la papelera Asia Pulp & Paper (AP&P). La organización ecologista lanzó una campaña para presionar a KFC a romper con AP&P, tras averiguar que la papelera es uno de los proveedores que la empresa de alimentación estadounidense utiliza para el empaquetado de pollo, arroz o patatas fritas. "KFC tiene que dejar de hacer negocios con la papelera Asia Pulp & Paper, que está arrasando los bosques naturales de Indonesia, sobre todo, en la isla de Sumatra", indicó a Efe Bustar Maitar, el jefe de la campaña de Greenpeace. Según Maitar, los envoltorios de KFC se elaboran a partir de madera tropical, incluidas especies como el ramín, un árbol de madera blanca protegido por leyes indonesias e internacionales. Greenpeace acusó a KFC de convertir la selva en basura e instó a sus consumidores a la "revuelta" para frenar la deforestación. Seguirá la presión. "Tenemos previsto incrementar paulatinamente el nivel de presión para conseguir que KFC deje de comprar a AP&P, tal y como lo han hecho otras empresas como Mattel y Nestlé", señaló Maitar. Efe contactó con Asia Pulp & Paper para preguntarle sobre la campaña de Greenpeace sin obtener respuesta. Greenpeace, que acusa AP&P de tala ilegal y destruir el hábitat de animales en peligro de extinción, inició hace dos años una agresiva campaña contra la papelera dirigida a sus clientes, a los que advierte sobre las políticas de la compañía. Desde entonces, empresas como Unilever o Kimberly-Clark han roto sus relaciones comerciales con AP&P. Fuente: EFEverde http://www.efeverde.com/