Informe internacional denuncia política de doble rasero de la UE en residuos

El doble rasero de la política de residuos de algunos países de la UE compromete su postura de liderazgo en la próxima Conferencia de la Tierra Río+20 que se celebra el próximo mes en Brasil. La Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) presentó en Bruselas un documento al que tuvo acceso EFEverde en el que se demuestra que algunos estados de la Unión Europea patrocinan, en países en desarrollo, proyectos de incineración de residuos que serían ilegales bajo la normativa comunitaria. Reino Unido, España, Holanda y Francia. Estados miembros de la UE como Reino Unido, España, Holanda y Francia financian la incineración de materia orgánica en condiciones que favorecen la liberación de metano, por el que luego compran créditos de emisión de carbono que llegan a venderse en el sistema de comercio de emisiones de la eurozona (EU ETS). Esta contradicción, denuncia GAIA en su informe, se ha convertido en un procedimiento establecido en 300 proyectos de 50 países estudiados por la organización. Los proyectos, en su mayoría incineradoras e instalaciones de gas de rellenos sanitarios en países de América, África y Asia, "violan los principales reglamentos de la UE sobre la eliminación de residuos, incluyendo las directrices de la Jerarquía de Residuos incorporados en la Directiva Marco de Residuos, que clasifica a estos sistemas como una opción de último recurso", dicen. Compra de emisiones. Según GAIA, que promueve alternativas sostenibles de tratamiento de residuos en 90 países, a través de cerca de 650 organizaciones locales, los proyectos identificados han recibido créditos del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) establecido en el Protocolo de Kioto para reducir las emisiones de CO2 hasta 2012, que luego se venden a empresas europeas que no cumplen los compromisos contra la contaminación ambiental. Los estudios citados por la investigación demuestran que éstas incineradoras aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación tóxica y frenan los incentivos para el reciclaje y el compostaje de países con políticas ambientales frágiles. El documento señala incineradoras sin control adecuado de emisiones contaminantes y exceso de materia orgánica y reciclable en rellenos sanitarios, cuando la política europea de residuos conduce al deshecho cero e identifica el vertedero como último recurso. España en India. Entre otros países, Francia costea en Colombia y Chile, proyectos denunciados que contradicen la Directiva Marco de Residuos europea, sin tomar en cuenta la prevención, reutilización ni programas de reciclaje. El Reino Unidos, en China y Senegal; Holanda, en Indonesia y España, en India. GAIA ha instado a la Junta Ejecutiva del MDL para que detenga "de inmediato" la concesión de créditos de carbono a los proyectos señalados y destacó la oportunidad de tomar en cuenta su documento en la discusión de la política ambiental de la UE, que actualmente prepara el Séptimo Programa de Acción Ambiental (7EAP). Los créditos de carbono de proyectos perjudiciales de gestión de residuos "socavan los esfuerzos para frenar el calentamiento global" y "son una vergüenza" para Europa, sostiene GAIA. Fuente: EFE Verde