El cambio climático costará muchos millones a Latinoamérica

Latinoamérica y el Caribe sufrirán daños anuales del orden de 100.000 millones de dólares (80.000 millones de euros) para el año 2050 por los efectos del calentamiento global y el cambio climático, advierte un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El costo de los daños anuales proyectados para la región asociados a un aumento de dos grados centígrados por encima de niveles preindustriales equivale a un 2% del Producto Interior Bruto (PIB) regional a valores actuales, según el informe dado a conocer este martes, preparado por el BID en colaboración con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). El documento "El Desafío Climático y de Desarrollo en América Latina y el Caribe: Opciones para un Desarrollo Bajo en Carbono" enfatiza que el costo de las inversiones en adaptación para enfrentar esos impactos es mucho menor, equivalente a 0,2 % del PIB, de acuerdo con un comunicado del BID difundido en la capital mexicana. Adicionalmente, acciones de adaptación pueden tener beneficios significativos en materia de desarrollo, desde seguridad alimentaria hasta mejoramiento de la calidad del aire y la reducción de la congestión vehicular, reduciendo el costo neto de estas actividades, indica el estudio. Medidas fáciles de aplicar. "Las inversiones en adaptación son efectivas en términos de costos. Algunas de estas medidas de adaptación son fáciles de aplicar y tienen sustanciales beneficios adicionales", dijo Luis Miguel Galindo, jefe de la Unidad de Cambio Climático de la CEPAL, un contribuyente clave del informe. Sin embargo, el reporte señala que si bien la adaptación es importante, también son necesarias inversiones para reducir radicalmente las emisiones de gases de efecto invernadero en la región, para evitar algunas de las consecuencias potencialmente catastróficas causadas por el cambio climático a largo plazo. Reducir el CO2. Estima que los países deberán realizar inversiones anuales adicionales de 110.000 millones de dólares a lo largo de las próximas cuatro décadas para reducir las emisiones de carbono per cápita a niveles acordes con los objetivos de estabilización del clima mundial. "Sí, el gasto de 110.000 millones de dólares por año en una región que enfrenta enormes problemas de desarrollo no constituye una propuesta menor", dijo Pablo Gutman, director de Economía Ambiental en el WWF. "Sin embargo, obtendríamos beneficios muy importantes, como una mejor seguridad energética y alimentaria, y las personas disfrutarían de una vida mejor en entornos más saludables", añadió. A largo plazo, apuntó por su parte Walter Vergara, jefe de la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID e investigador líder del estudio, "esta es la forma más certera de asegurarse de que América Latina y el Caribe sigan prosperando de una forma sostenible". El estudio será distribuido en la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable (Río+20) que se celebrará del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro, Brasil. Fuente: EFEverde Foto: Jose F. Mesa