Los ácaros potencian un virus que mata abejas: estudio

Los ácaros parásitos han disparado la difusión de un virus responsable por el aumento de muertes de abejas de miel en todo el mundo, según informó un equipo de científicos. Las poblaciones de abejas han caído con rapidez en muchos países, un descenso impulsado por un fenómeno conocido como desorden de colapso de colonias. Su causa no está clara, pero el ácaro varroa es uno de los principales sospechosos porque extiende el virus al alimentarse de hemolinfa, o "sangre" de abeja. Para aclarar los lazos entre los ácaros y los virus, un equipo dirigido por Stephen Martin, de la Universidad de Sheffield en Gran Bretaña, estudió el impacto de los varroa en Hawai, donde los ácaros son una invasión reciente. Los investigadores descubrieron que la llegada de los varroa aumentaba la prevalencia de un único tipo de virus, el virus de ala deformada (DMW, por su sigla en inglés) en las abejas de miel, entre un 10 y un 100 por cien. Al mismo tiempo, la cantidad de virus DMW hallado en las abejas se disparaba en un millón de veces y había una enorme reducción en la diversidad del virus, con una única cepa de DMW arrinconando a las demás. "Es esa cepa la que ahora domina en todo el mundo y parece estar matando a las abejas", dijo Martin en una entrevista telefónica. "Yo apostaría a que este virus es clave", agregó. Se cree que también otros factores, como los hongos, pesticidas y una reducción en la diversidad de la flora, juegan un papel en el colapso de colonias, pero Ian Jones, de la Universidad de Reading, dice que los últimos hallazgos señalan a la combinación de virus y ácaros como principal culpable. "Estos datos ofrecen claras pruebas de que, de todos los mecanismos sugeridos de pérdidas de abejas de miel, la infección viral traída por la infección de ácaros es un gran factor en el declive", dijo. Jones, que no participó en el estudio, dijo que los hallazgos, publicados en la revista Science, refuerzan la necesidad de que los apicultores controlen la infección de varroa en las colmenas. La amenaza a las poblaciones de abejas se extiende en buena parte de Europa, Estados Unidos, Asia, Sudamérica y Oriente Medio, según los expertos. Las abejas son polinizadores importantes de plantas en flor como muchos cultivos frutales y de verduras. Un informe de Naciones Unidas del 2011 estimó que las abejas y otros polinizadores como mariposas, escarabajos o pájaros hacen tareas por valor de 153.000 millones de euros (191.000 millones de dólares) al año para la economía humana. Fuente: co.yahoo.com