Autoridad ambiental exige a Pemex limpiar de crudo playas de sur de México

Las autoridades ambientales de México exigieron a Petróleos Mexicanos (Pemex) limpiar el crudo derramado por una monoboya que se hundió hace casi dos semanas y que ha contaminado seis playas del sur del país, informaron hoy fuentes oficiales. El hundimiento de la monoboya número 3 (una instalación para abastecer crudo a buques tanque en aguas profundas) ocurrió frente a las costas del estado de Oaxaca cerca de la refinería de Salina Cruz en el Istmo de Tehuantepec. Según versiones de medios locales la monoboya se hundió después de que una embarcación chocó con ella debido a que la instalación no contaba con luces de señalización y dejó salir el combustible almacenado. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ordenó a Pemex tomar "de manera inmediata las acciones necesarias para impedir que se siga dispersando hidrocarburo frente a las costas de las comunidades pesqueras en el estado de Oaxaca". Por su parte, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Rafael Elvira Quesada, criticó la poca disposición de los representantes de Pemex para atender la emergencia. "Hubo dilación por parte del responsable local de Pemex para atender la emergencia; el volumen de crudo contenido en la monoboya se ha extendido, lo que refleja poca disposición para el cuidado del medio ambiente", afirmó Elvira Quesada. El funcionario indicó que lo importante no es el volumen de hidrocarburo derramado sino el impacto ambiental que está causando. La dependencia señaló que las autoridades han detectado la presencia de crudo en las playas Salinas del Marqués, Brasil, Brasilito, Azul, Punta Conejo y la Escondida o Guelaguichi, por lo que urgió a Pemex recoger el crudo y limpiar esas zonas. Agregó que las autoridades ambientales realizaron hoy un recorrido para elaborar un diagnóstico y determinar el daño causado a las especies marinas que habitan en esa región, como cangrejos, peces y tortugas, así como a los ecosistemas en general. Al respecto, la Profepa dijo que Pemex debe informar de inmediato cuando ocurre un accidente que atente contra el medio ambiente y no dejar pasar los días para que la autoridad lleve a cabo las inspecciones en las zonas afectadas. Añadió que Pemex informó días después de ocurrido el derrame. Diversas organizaciones de pescadores han denunciado los daños a los ecosistemas y a la pesca que es su principal fuente de ingresos. Fuente: EFE