Bogotá ya cuenta con 92 puntos de recolección de llantas usadas

Al año, en Bogotá se generan aproximadamente 2,5 millones de llantas usadas, de las cuales cerca del 30 por ciento (750 mil) terminan en calles, avenidas, parques y demás lugares del espacio público, otras son quemadas a cielo abierto para extraer el acero o utilizar su poder calorífico. Para poner freno a esta situación, la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), la Secretaría Distrital de Movilidad, la UAESP, la ANDI, la Unidad de Mantenimiento Vial y Transmilenio, unieron esfuerzos para crear una campaña que siembre conciencia y que permita disminuir la cantidad de llantas en las calles.


Bogotá ya cuenta con 92 puntos de recolección de llantas usadasresultado es “Llantas usadas en el lugar indicado”, una campaña que incluye la habilitación de 92 puntos de recolección por toda Bogotá, además de piezas de divulgación y sensibilización.
Esta campaña tiene como objetivos principales informar a la ciudadanía sobre la existencia de programas posconsumo de llantas usadas y motivar al 60% de los importadores y fabricantes de llantas a formular o a ser parte de un programa posconsumo.
El lanzamiento oficial de la campaña se realizó el miércoles 4 de junio en las instalaciones del Hotel AR Salitre. Además de exponer los avances alcanzados en el Distrito en la gestión de llantas, se dio a conocer el modelo del programa pos consumo liderado por la ANDI.
La Secretaría de Ambiente informó las obligaciones que ahora deben cumplir las personas que ejecuten y adelanten procesos constructivos de obras de infraestructura del transporte urbano, en el marco de la Resolución 6981 de 2011, que adopta lineamientos técnicos-ambientales para las actividades de reutilización de llantas usadas y producto no conforme en la elaboración de concretos asfalticos.
De acuerdo con la Resolución 1457 del 2010, los productores deben implementar sistemas de recolección selectiva y gestión ambiental de llantas; los distribuidores y comercializadores tendrán que recibir las llantas usadas sin cargo alguno para el consumidor.
Por último, los consumidores deben llevar las llantas usadas a los puntos de recolección establecidos. Fuente: Ecoportal.net