Otro golpe del cambio climático

"La ONU advirtió que millones de personas han sido desplazadas por esa causa". El cambio climático afecta a países de todo el mundo, y se calcula que 25 millones de personas fueron desplazadas por sus efectos, principalmente en las pequeñas islas del Pacífico, informó ayer la Universidad de las Naciones Unidas. En el marco de la 24 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que del 2 al 14 de diciembre se realiza en esta ciudad del sur de Polonia, el organismo reclamó una solución diplomática, como la expedición de pasaportes especiales que permitan a los damnificados “emigrar con dignidad”.

En rueda de prensa, el director del Instituto de Medio Ambiente y Seguridad Humana de la Universidad de Naciones Unidas, Dirk Messner, precisó que se trata de ofrecer una salida digna a quienes tienen que dejar su hogar y los demás países deben sumarse a esta solución. Sugirió la creación de un pasaporte climático o especial, lo que “representaría una forma de justicia climática, ya que las personas podrían trasladarse a los países más ricos que son los más responsables de las emisiones que están causando el cambio climático”. Recordó que esta fórmula se basaría en el Pasaporte Nansen (dado a los refugiados tras la Primera Guerra Mundial), lo que una vez en otro país receptor daría al desplazado derechos como los ciudadanos de ese lugar. El investigador del Instituto de Medio Ambiente y Seguridad Humana de la Universidad de Naciones Unidas, Robert Oakes, explicó que la gente se desplaza debido a las inundaciones, las tormentas y otros impactos y muchos no pueden llegar lejos por carecer de permiso para llegar a otros países. Cabe señalar que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) no incluye a los desplazados en las acepciones de refugiados, pues migran por desastres naturales y no por conflictos bélicos o crisis humanitarias. Una falta de acuerdo entre los países respecto de las normas de implementación del acuerdo climático de París 2015 para frenar el calentamiento global sería suicida, advirtió ayer el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres. 


"No llegar a un acuerdo aquí en Katowice enviaría un mensaje desastroso a aquellos que están dispuestos a cambiar a una economía verde”, destacó Guterres en el marco de la COP24".